lunes, 22 de diciembre de 2008

"A nuestro padre le encanta lo que signifique progreso y desarrollo"

Nicolás Ibáñez, tras la megaoperación que los alía a Wal-Mart:

Medio siglo después de que el patriarca de la compañía, Manuel Ibáñez Ojeda, introdujera en Chile el supermercadismo moderno, D&S concreta una asociación que remecerá al retail chileno, pues la firma quedará conectada a una operación de escala mundial.

A.G./A.R.

"Esta es una muy buena noticia para el país, para nuestros clientes, proveedores y colaboradores y nos permite seguir avanzando en la senda que siempre hemos tenido, de estar en la vanguardia. Ahora tenemos que ponernos a trabajar".

La frase es de Nicolás Ibáñez Scott, socio controlador -junto a su hermano Felipe Ibáñez- de D&S, la mayor cadena de supermercados del país, que el viernes en una sorpresiva jugada anunció una de las más grandes asociaciones que se haya visto en la historia empresarial chilena: un acuerdo de alianza con la gigante estadounidense Wal-Mart. El acuerdo promete remecer los cimientos del retail en Chile, por cuanto implicará la llegada de un operador de talla mundial a este mercado, con previsibles consecuencias comerciales: que se traspasen a la chilena las sinergias, mejoras de costos y operacionales propias de una operación que quedará conectada a un volumen y escala mundial (ver nota relacionada).

La envergadura de la transacción hizo que Nicolás Ibáñez accediera a conversar telefónicamente con "El Mercurio", tras sellar el acuerdo en Arkansas. Y en ellas tuvo también palabras para contar cómo ha vivido su padre, Manuel Ibáñez Ojeda, este proceso, quien no sólo es fundador de D&S, sino que además pionero en el desarrollo del supermercadismo moderno de autoservicio en Chile. "Él tiene no solamente una opinión, sino que ha sido parte integral de todos los procesos relevantes de la compañía. Y es un hombre de vanguardia, de futuro. Y a él le encanta lo que signifique progreso y desarrollo.

En particular, el contacto con el lugar donde se gestó el concepto de supermercado, donde él trabajo y donde él aprendió el tema supermercado, que es Estados Unidos. Es parte integral del equipo y está muy entusiasmado", dice Ibáñez Scott. Y destaca sobremanera que ésta no es una transacción oportunista, sino que una asociación, con una mirada de largo plazo. "Las dos compañías andan contra los ciclos" El anuncio del viernes por la noche terminó por hacer realidad algo que en el mercado chileno hacía años se anticipaba, dadas las evidentes sinergias y coincidencias en la estrategia entre Wal-Mart y D&S, marcada por la vocación hacia los precios bajos y potente negocio financiero. -¿Por qué se dio ahora la oportunidad de concretar esta alianza? "Estas cosas no son del minuto, son procesos. Se dio ahora porque las dos compañías andan normalmente contra los ciclos.

Es una oportunidad que se dio ahora, pero es fruto de un trabajo mutuo (...) Tocó la casualidad que es una coyuntura; además, yo diría que es muy favorable". -¿Por qué, si estamos en un escenario complejo en el mundo entero? "Porque es la oportunidad para fortalecerse aún más. Los momentos difíciles -y todos estamos pasando por un momento difícil- son realmente como para tomar opciones, volver a lo básico y fundamental y perseverar en las línea de acción que lleva la compañía. Lejos de dejarse llevar por el ambiente deprimido, uno tiene que, todo lo contrario, ver las oportunidades y desarrollarlas. Y tanto Wal-Mart como nosotros coincidimos en esa forma de visualizar la coyuntura actual.

Y por eso que estamos muy contentos y, a la vez, con los pies muy bien puestos en la tierra y asumiendo la tremenda responsabilidad que esto implica". Wal-Mart golpea la mesa y se desentiende de la crisis financiera En el agitado mundo del retail, Wal-Mart sigue reinando. A pesar de lo cuesta arriba que la crisis financiera le ha puesto la pista a la cadena fundada en 1962 por Sam y Bud Walton en Arkansas, se espera que hacia 2012 facture la friolera de US$ 470 mil millones, relegando a un lejano segundo y tercer lugar a la francesa Carrefour y a la británica Tesco, con ventas esperadas de poco más de US$ 100 mil millones cada una. Incluso con la economía norteamericana deprimida, el año fiscal 2008 la gigante cerró con ventas por US$ 374 mil millones, 8,6% por sobre 2007, desoyendo los peores vaticinios del mercado.

Así, por ejemplo, durante octubre último las ventas comparables de Wal-Mart en EE.UU. aumentaron 2,4%, frente al alza de 1,6% esperada, gracias a la estrategia de promociones y precios bajos que maneja como sello indeleble. Y en noviembre anduvo mejor la cosa: mientras la compañía estimaba un alza en las ventas entre el 1% y 3% terminó con un aumento de 3,4%, mientras el resto de minoristas estadounidenses cerraron en rojo. La empresa, por lo mismo, ya anunció que para diciembre prevé que las ventas en tiendas comparables se ubiquen cerca del extremo superior de su estimación para el cuarto trimestre, con un crecimiento de cerca de 3%.

¿El sector que empujó el carro de compras en noviembre? Comestibles, ayudado de una mejora en el tráfico de clientes por la caída del precio del crudo. Dos ejemplos de retail en problemas: Costco Wholesale cayó 5% y Abercrombie & Fitch lo hizo en 28% con respecto al mismo período del año pasado.

Pero seamos justos, ya que Wal-Mart no fue el único. De las 24 minoristas informaron sus ventas de noviembre, la mitad incumplió las estimaciones y 11 las superaron, según datos de Thomson Reuters. Alta morosidad Los analistas consideran que en períodos de crisis Walt-Mart cuenta con la fidelidad de sus 176 millones de clientes semanales, a los que se suman nuevos compradores afectados por la situación económica y que acuden a sus 7.400 tiendas esparcidas en 14 países del orbe. Chile sería su bandera número 15, la décima de América Latina, detrás de, entre otras, las operaciones en México, Brasil y Argentina.

Así las cosas, los datos muestran un espléndido manejo financiero de Walt-Mart y, a la vez, una amenaza latente: en EE.UU. el valor de las cuentas de tarjetas de crédito en mora por lo menos 30 días aumentó 26% en octubre, en comparación con el mismo período del 2007, lo que representó más del 4% de todo el saldo de capital adeudado a los fideicomisos sobre tarjetas de crédito emitidas por instituciones financieras y por minoristas. Todos los felices números forman parte del mosaico de cambios experimentados por la cadena, desde que el 28 de noviembre asumiera como nuevo CEO Mike Duke, hasta entonces responsable de la división internacional de Walt-Mart. US$ 375 mil millones son las ventas para el año fiscal 2008 de Wal-Mart, casi el doble del PIB de nuestro país. 7.300 es el número aproximado de tiendas del gigante repartidas por el mundo. 2,1 millones es el número de empleados que posee en el planeta, cercano al número de habitantes de la Región de Valparaíso. 176 millones es el número de clientes semanales en 14 países.

La movida para aliarse con D&S 19 de agosto A través de hecho reservado, D&S le comunicó a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) la existencia de negociaciones con la gigante Wal-Mart. 18 de diciembre Las acciones de D&S llegaron a subir 7,77% por rumores de fusión o venta de la empresa. 19 de diciembre La SVS decidió suspender las transacciones de las acciones de D&S. A las 21:18, el gerente general de la compañía, Enrique Ostalé, comunicó en un hecho esencial la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) de D&S por parte de Wal-Mart. La familia Ibáñez acordó vender inicialmente el 23,4% de su participación, reteniendo un 40% de la propiedad.

Se estima que de no alcanzar el 60% venderán una participación adicional para que la estadounidense alcance su objetivo. 23 de diciembre Wal-Mart, la empresa más grande del mundo, oficializará la OPA por el 100% de D&S por hasta US$ 2.660 millones. La empresa extranjera, con 2,1 millones de empleados, fijó como condición adquirir al menos el 50,01% de la totalidad de acciones de D&S.

http://diario.elmercurio.com