lunes, 28 de julio de 2008

Mercado apuesta a que D&S seguirá buscando socio tras partida de Eben

analistas coinciden en que ?remezón? por uso de información privilegiada no alterará planes

Los Ibáñez han escuchado ofertas de operadores locales y extranjeros en los últimos años. La lista es larga: Wal Mart, Carrefour, Casino, Tecso, Ripley y Falabella. Todas estas empresas, unas con mayor profundidad que otras, intentaron unir fuerzas con D&S. El ex vicepresidente ejecutivo de la compañía, Hans Eben, tuvo un rol tan activo como el de la familia controladora en varias de estas negociaciones, como quedó en evidencia con la liberación de los expedientes de la investigación que hizo la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) sobre el uso de información privilegiada en la fallida fusión con Falabella.

En el mercado estiman que, constatada la disposición de los Ibáñez por diluir su participación propietaria, tarde o temprano reactivarán los contactos para emprender alguna alianza que permita el despegue de la cadena, que partió con un pequeño local en Providencia hace 50 años. Al interior de la compañía creen que la ausencia de Eben no modificará los planes de la empresa y que Nicolás Ibáñez no necesariamente buscará a alguien que tome la posta que dejó como consejero. Según una fuente que ha estado al tanto de las últimas actividades del directorio, desde hace meses que la gran sintonía con que Ibáñez y Eben trabajaron por una década se había desajustado.

“En los últimos meses, Hans Eben estuvo mucho más cerca de Felipe Ibáñez que de Nicolás”, señalan. En cuanto al impacto de la partida del otrora presidente de Icare, en D&S reconocen que se trata de una baja importante, pero que en ningún caso estropeará ni menos interrumpirá los planes que se ha propuesto el directorio.

“En estos casos, las tropas se rearman. No hay nadie irreemplazable”, plantea un cercano al directorio.

Según el manual de uso de información que D&S entregó a la SVS, en cuya elaboración Eben tuvo una participación fundamental, la empresa puede exigir a quien transgreda las normas a pagar una indeminización. Un colaborador cercano a Nicolás Ibáñez indicó que el empresario no quiere que se aborde el tema en el directorio de este martes.

El analista de Santander Investment, Antonio Cruz, está convencido que la partida de Eben no afectará a la empresa.

“El directorio da algunos lineamientos, pero el día a día, con la estrategia especificada, está en manos de la administración. No veo que su partida tenga algún efecto”, dijo.

Para el subgerente de estudios de BCI Corredores de Bolsa, Alvaro Pereyra, “la dirección de D&S está clara: la internacionalización. Para financiarla, puede vender sus activos financieros o algunos inmobiliarios. Dada la coyuntura económica, están forzados a diversificar sus ingreso. Paralelamente, continuarán negociando eventuales alianzas”.

Otro analista dice que “sí o sí” D&S buscará un traspaso de la compañía “porque mentalmente, después del proceso fallido con Falabella, ya se hicieron la idea de vender y se convencieron de las ventajas de esa operación”.

www.df.cl