lunes, 25 de febrero de 2008

Directorio de Falabella recibirá propuesta para acudir a Corte Suprema

para revertir fallo del tdlc en fusión con d&s
Emilio Maldonado Q.

Esta semana será decisiva para las aspiraciones de unir las operaciones comerciales de Falabella y D&S. Durante los próximos días, Falabella tomará la decisión de seguir o no adelante con la fusión con la supermercadista de la familia Ibáñez, pero con las alternativas en mano.

Los equipos legales de ambas firmas preparan un documento, que estaría en manos de los directores de Falabella el martes 26 de febrero, y en el recomendarían acudir a la Corte Suprema, ingresando un Recurso de Queja en la Tercera Sala de este tribunal, presidida por Ricardo Gálvez.

En la reunión -que culmina el receso por vacaciones- se someterá a aprobación los balances de 2007 con el fin de informar los resultados el miércoles. Los titulares de Falabella aprovecharán de conversar si siguen o no con esta cruzada.

Conocedores del proceso aseguran que de optar por la Corte Suprema, las probabilidades de las compañías podrían aumentar en la medida que presenten el recurso en la Tercera Sala. La idea sería demostrar que el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) no consideró pruebas fundamentales a la hora de redactar su fallo.



Los argumentos

La base central de la contestación, la cual debe entregarse antes del 13 de marzo próximo, sería la falta de prolijidad que tuvo el TDLC en la elaboración del categórico fallo que rechazó la operación.

En especial porque el organismo, presidido por Eduardo Jara, no consideró los estudios de economistas que presentaron las consultantes, o tal como comentó un cercano a esta operación, “obvió las pruebas del caso”.

A ello se sumaría que el mismo presidente del TDLC, durante el proceso de consulta, declaró que no consideraban evaluar esto como la fusión de dos conglomerados, sino que analizarían los cinco mercados que se verían afectados, misma línea argumental que ocupó la Fiscalía Nacional Económica (FNE) y las propias firmas. Sin embargo, luego el fallo se basó en el concepto de mercado integrado.

“Ese término de la unión de conglomerados es un término teórico, que puede que la doctrina lo utilice mucho, pero en el caso nuestro estamos viendo los distintos mercados que están involucrados en esto”, declaró Eduardo Jara a este medio, en septiembre pasado.

Ésta y otras intervenciones serían ocupadas por la defensa de las compañías en marzo próximo, si es que Falabella y D&S deciden seguir adelante con la operación.

Los argumentos que presentarían en el Recurso de Queja -que serán expuestos el martes- intentarían devolver la esperanza a los directores de Falabella, quienes se fueron de vacaciones con muy pocas expectativas.

Esa presentación no incluirá la opción de recurrir con una nueva consulta al TDLC, posibilidad que se planteó en la reunión del pasado 4 de febrero.

La razón no sería otra que las pocas o casi nulas opciones de lograr revertir la opinión de los jueces del tribunal económico.

www.diariofinanciero.cl