lunes, 16 de noviembre de 2009

Mitos sobre los autoservicios (Argentina)



Por más que vienen de las antípodas, los chinos demostraron que entienden el conurbano mucho mejor que un ejecutivo que vive en La Horqueta separado por pocas cuadras de la villa de La Cava.
Sin haber nacido en el país y con un manejo bastante limitado del idioma, los comerciantes orientales supieron adaptarse a las necesidades de sus potenciales consumidores.
Su espectacular expansión, sin embargo, también fue acompañada por un montón de prejuicios. A continuación desvelamos qué hay de cierto y qué de mentira en los mitos que circulan acerca de los autoservicios chinos.
Todos los autoservicios chinos pertenecen a unos pocos dueños
Falso
La inmensa mayoría de los 6700 supermercados chinos que operan en el país pertenece a miembros de distintas familias que se manejan con el sistema de puntos. Es decir, que una persona puede ser accionista de distintos autoservicios, asociado en un caso con sus hermanos y en otro con algún primo. Este modelo, que asegura que no haya un único dueño, aunque sí relaciones cruzadas entre diferentes accionistas, es el mismo que históricamente utilizaron los bares de gallegos.
Los chinos tienen buenos precios porque compran todos juntos
Verdadero
Los chinos se asocian en pooles de compra para negociar en forma directa con los proveedores y en promedio el 20% de los artículos que comercializan sus autoservicios es adquirido a través de este sistema. El mejor ejemplo es lo que ocurre en materia de vinos. "Muchas bodegas lo que hacen es prefinanciarse con los chinos, que le anticipan efectivo previo a la vendimia y así obtienen una preferencia, con descuentos, para la compra de la producción", explican en Casrech.
Los autoservicios chinos sólo funcionan en los barrios pobres
Falso
Si bien los chinos tienen una presencia muy importante en el segundo y tercer cordón del conurbano, también lograron convertirse en una opción de compra con gran aceptación en la Recoleta o Barrio Norte y, según un estudio de la consultora AC Nielsen, la penetración de este canal es prácticamente similar en los hogares del segmento DE (el más bajo), donde alcanza al 49%, y en los del ABC1, con una participación de alrededor de un 48 por ciento.
El chino al que le saquearon el autoservicio en 2001 terminó suicidándose
Falso
Las fotos de Whan Cau So llorando desconsoladamente en la puerta de su local saqueado en Ciudadela quedaron inmortalizadas como una de las imágenes más fuertes de la crisis de 2001. A partir de ese momento circularon los rumores que hablan de un regreso del comerciante chino a su país origen e incluso de que se había suicidado. La realidad es que hoy Whan sigue en el mismo rubro y sólo se mudó de barrio: su autoservicio funciona sobre la calle Laprida al 1600, en pleno Barrio Norte, y además es dueño de otro supermercado en Mar del Plata.
El color de las rejas indica la pertenencia a un grupo
Verdadero
La Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos (Casrech), una de las dos entidades que reúne a los locales de la colectividad, cerró un acuerdo con PepsiCo en todos sus autoservicios asociados para trabajar con una fachada similar, que incluye las rejas azules y el cartel gigante de Pepsi.
Fuente: La Nación