sábado, 14 de noviembre de 2009

Carrefour España limita al 30% las marcas blancas




El presidente de Carrefour España, Rafael Arias Salgado, manifestó hoy que la cadena de distribución ha fijado “un tope del 30%” para los productos de marca blanca en sus establecimientos, mientras que reserva el 70% de sus referencias para “marcas de proveedores”, con lo que pretende garantizar que los consumidores puedan elegir y no “dejar solos” a sus proveedores habituales.
Arias Salgado se pronunció así en declaraciones a los medios de comunicación tras participar en el acto de entrega de los V Premios Carrefour en Valencia, donde aseguró que la compañía pretende desarrollar su marca propia y “seguir siendo favorables a las marcas” de proveedores. “Tenemos espacio para todos”, subrayó.
“Carrefour será siempre el que mejor garantice la libertad de los clientes”, insistió Arias Salgado, quien defendió la conveniencia del límite marcado para las marcas blancas a fin de “mantener, y si se quiere potenciar, la ventaja comparativa del formato hipermercado, que es que cuando un consumidor va a un hipermercado, sabe que puede elegir entre la marca blanca del titular y las principales marcas nacionales o regionales que están en el mercado”.
Además, la cadena francesa dedica un porcentaje del total de referencias --más del 10% en el caso de la Comunidad Valenciana-- a productos regionales que “no tienen todavía proyección nacional”, algunos de los cuales incorpora después al surtido del resto de España, ya que su modelo empresarial “consiste en la vinculación con las costumbres y con la cultura local” para buscar así “la integración social y económica en los entornos” donde se instalan.
El presidente de Carrefour España indicó que la situación de “crisis aguda” de 2009 2010 “exige austeridad, imaginación y ser competitivos en precios” para mantenerse en el mercado, algo que los clientes “van a exigir siempre”. “Tendremos que conseguirlo”, dijo.
En este sentido, explicó que Carrefour afronta la caída del consumo “adoptando medidas de ajuste, presionando todos los costes a la baja y llevando a precios todo aquello que logramos ahorrar en costes y en márgenes”, además de “a través de diversas ofertas y promociones”.
Destacó asimismo su política de impulsar la “austeridad en los costes, en los procesos y optimización de recursos” y ser “imaginativos para ofrecer cada día más por menos precio, más calidad, más variedad más oferta y más barato”, así como su labor para potenciar la “innovación, tanto en nuevos productos como en la concepción y configuración de tiendas”.


Fuente: Europa Press