sábado, 29 de agosto de 2009

GS1 argentina reveló que el faltante de mercadería en góndolas para 2009 fue del 14.6%

Como cada año, GS1 Argentina presentó la octava edición del Estudio sobre Faltante de Mercadería en Góndolas (FMG), que este año registró un faltante del 14.6%, superando en casi un punto porcentual al obtenido en 2008 (13.8%) y representando a la vez, un fuerte crecimiento de alrededor del 8% respecto a años anteriores.
El objetivo del estudio FMG es mostrar el porcentaje promedio de quiebre de stock y las principales causas de los faltantes, en diferentes plazas del país. Este año, a pedido de las cadenas y proveedores participantes, el estudio incorporó nuevamente la medición de los “casi quiebres” (productos de alta rotación en hipermercados con menos de 20 unidades, lo cual permite catalogarlos como productos próximos a quebrar) y además, las promociones vigentes al momento de la medición (en base a los folletos disponibles en cada local).
Para llevar adelante el estudio se relevaron datos en 12 cadenas de supermercados, evaluando un total de 198 locales distribuidos entre Capital Federal y GBA; Neuquén; Córdoba; General Roca; Mendoza; Rosario; Bahía Blanca y Tucumán.
El informe incluyó también, datos suministrados por 14 proveedores a quienes se les enviaron los quiebres atribuidos a su responsabilidad para que confirmen los datos e indiquen las causas propias que originaron dichos faltantes, o bien, rectifiquen la información relevada.
Además, se realizaron más de 8.391 encuestas a consumidores en todos los locales visitados para analizar la actitud de compra de los mismos, ante un faltante.

Las principales causas del FMG, luego de ocho estudios realizados de manera consecutiva, se mantienen casi inmutables año tras año y se vinculan tanto con la no reposición de producto por parte del merchandiser, a pesar de que exista en trastienda producto disponible; así como con diferencias en las cadenas entre el stock teórico y el stock real, y la demora en la entrega del producto por parte del proveedor.
Los resultados arrojados por el Estudio FMG 2009 permiten demostrar que los faltantes de producto en góndolas afectan a todos los involucrados en el negocio (proveedores de insumos, fabricantes, transportistas, mayoristas y minoristas) y que la responsabilidad no es exclusiva del comerciante, sino de toda la cadena de suministros, siendo necesaria la cooperación entre todas las partes para no sólo, optimizar los resultados, sino por sobre todas las cosa, el servicio al cliente.