miércoles, 22 de abril de 2009

Sesión frenética en Wall Street que se salda de forma mixta

Tan pronto subía como bajaba. Desde hace unos días el comportamiento de Wall Street es una completa incógnita que no se resuelve hasta el final de la sesión. La confusión que está generando la publicación de los 'stress test' de los bancos -el próximo 4 de mayo se saldrá de dudas- está provocando una alta volatilidad en los mercados y, en particular, en el sector financiero. La bolsa Neoyorquina abrió a la baja y, tras unos cuantos minutos de duda, se puso a subir. Sin embrago, en la media sesión la tendencia dejó de nuevo de ser tan clara y el resultado final han sido caídas en dos de sus tres principales índices. El Dow Jones ha restado un 0,93%, mientras que el Standard & Poor´s ha caído el 0,69%. Por contra, el Nasdaq si ha logrado salvar los muebles aunque la subida ha sido poco destacable, del 0,15%.
¿Están los bancos en mejores condiciones que cuando el Gobierno comenzó a inyectar grandes sumas de capital en ellos? Esta es la eterna pregunta que se hacen los mercados. Los inversores no saben muy bien a qué atenerse, los resultados empresariales parecen haber pasado a un segundo plano y son varios los analistas que aseguran que si los test no arrojan nombres de ganadores y perdedores será un mal asunto para la confianza de los mercados. Wall Street ni siquiera tiene una pista de por dónde van los tiros y ello está generando el pánico.
Resultado de ese miedo es el gráfico que han dejado hoy -y en las sesiones previas también- los bancos. Las pérdidas presentadas por Morgan Stanley, que han alcanzado los 177 millones de dólares durante los primeros tres meses de marzo, contrastaban a primera hora con las ganancias de Wells Fargo, que ha obtenido un beneficio de 3.045 millones de dólares gracias al aumento de su actividad hipotecaria y a la contribución de Wachovia, integrada en la entidad el pasado 1 de enero.
Ante este panorama, el parqué neoyorquino ha preferido apoyarse en las buenas noticas de Wells Fargo y todas las entidades subían con fuerza e incluso Morgan Stanley moderaba su caída y coqueteaba con las ganancias. Poco a poco, el optimismo ha vuelto a dar paso a las dudas y al miedo. Morgan ha caído el 8,97% y Wells Fargo el 3,35%. JPMorgan y Bank of America también se han dejado llevar por las ventas y han restado un 5,71% y un 1,94%, mientras que Citigroup y Goldman Sachs se han salvado por los pelos con alzas del 0,31% y del 0,11% respectivamente.
Por otro lado, la aerolínea Continental fue otras de las empresas que difundió resultados antes de abrir el mercado. Sus acciones se han desplomado un 9,33%, después de que aumentaron sus pérdidas en el último trimestre a 136 millones, frente a 82 millones de dólares hace un año. También la cadena de comida rápida McDonalds ha presentado cuentas trimestrales, un 3,5% mejores que en 2008, pero no se ha librado de la quema y ha caído el 2,48%.
En el mercado Nasdaq las acciones de Yahoo! han terminado en positivo, aunque no sin esfuerzo tras sumar un 0,7%. La compañía de internet anunció el martes con el mercado ya cerrado que su beneficio bajo un 78% en el primer trimestre respecto del año anterior y que recortará unos 700 empleos.

www.cotizalia.com