miércoles, 22 de abril de 2009

El director financiero de Freddie Mac aparece muerto en su apartamento, se habla de suicidio


Agentes de la Policía del Condado de Fairfax (Virginia) encontraron muerto en su domicilio al director financiero en funciones de la agencia estadounidense de garantía hipotecaria Freddie Mac, David Kellermann, quien podría haberse suicidado, según informan medios estadounidenses. Kellerman, de 41 años, había sido nombrado en septiembre de 2008 responsable de las finanzas de Freddie Mac, que tuvo que ser puesta bajo tutela del Gobierno el pasado verano.
Los agentes de la Policía del Condado de Fairfax indicaron a la cadena de televisión WUSA-TV, filial de CBS, que el cadaver fue encontrado en su propio domicilio alrededor de las 5 de la madrugada después de que una llamada de su esposa alertara del posible suicidio del ejecutivo. La muerte de Kellerman, de 41 años, supone un nuevo golpe para la agencia hipotecaria, cuyo consejero delegado, David Moffett, dimitió hace un mes.
Según WUSA, fue la esposa de Kellermann quien les informó de la muerte del ejecutivo de Freddie Mac. "Nos llamaron desde la casa para que investigáramos un aparente suicidio", señaló la portavoz de la policía, Mary Ann Jennings, quien no dio más detalles sobre las circunstancias de la muerte de Kellerman por razones de procedimiento legal. Una autopsia determinará si se trató de un suicidio o de muerte natural.
Kellermann estaba en la empresa desde hacía 16 años, pero fue nombrado director financiero de Freddie Mac en septiembre de 2008, después de que la grave crisis inmobiliaria obligara al Gobierno a tomar el control de este gigante hipotecario y cesar a sus directivos. Recientemente, Kellermann fue uno de los directivos que se vio envuelto en la controversia por el cobro de bonificaciones pese a la crisis en la que se encontraba la empresa.
Según el diario The New York Times, el directivo cobró un bono de unos 800.000 dólares como parte del paquete de 210 millones que recibieron los principales ejecutivos de esta empresa y de su compañía 'hermana' Fannie Mae.
Según testimonios de algunos vecinos, Kellermann contrató a una empresa de seguridad privada después de que algunos reporteros acudieron a su casa a preguntarle por el cobro de estas bonificaciones. Kellermann se vio envuelto además en una controversia con la autoridad que regula el mercado hipotecario, la Autoridad Federal para la Financiación Inmobiliaria, después de que la empresa dijo en documentos que el objetivo de la gestión de la empresa era "el beneficio del Gobierno y no de los accionistas".
En medio de la polémica por las bonificaciones y la falta de independencia de la empresa, el mes pasado se produjo la dimisión del consejero delegado y máximo ejecutivo, David M. Moffet. Su sustituto, John Koskinen, confirmó hoy la muerte del ejecutivo y, en un comunicado, trasladó sus condolencias a la familia de Kellermann, de quien destacó su "extraordinaria ética en el trabajo e integridad, que inspiró a todos los que trabajaron con él". "Pero sobre todo- dijo- será recordado por su afabilidad, su calidez humana, su sentido del humor y su ingenio", dijo el consejero delegado en funciones.
Freddie Mac fue creada por el Congreso de EEUU en 1970 para proveer liquidez, estabilidad y acceso a los mercados hipotecarios del país y durante todos estos años ha facilitado la adquisición de viviendas a uno de cada seis compradores y a más de cinco millones de inquilinos, según consta en su página web. Freddie Mac y Fannie Mae, que juntas controlan más de la mitad de los préstamos hipotecarios del país, han recibido hasta la fecha más de 60.000 millones de dólares en ayudas del Gobierno.