miércoles, 22 de abril de 2009

América Latina iniciaría repunte a fines de año

Pese a la mayor contracción pronosticada por el FMI para la región (1,5%), a finales de 2009 podrían comenzar a verse signos de recuperación, antes incluso de la esperada estabilización de la economía mundial.
por Patricia Zvaighaft


Santiago. El Fondo Monetario Internacional (FMI) entregó el miércoles su última evaluación de la economía mundial y las proyecciones son claras y contundentes. En el ámbito latinoamericano estimó una contracción de 1,5% este año, principalmente debido a la caída de los precios de las materias primas y la disminución del flujo de capitales. ¿La buena noticia? El fondo espera una “recuperación modesta” para el 2010.
Aún considerando el desfavorable pronóstico global, América Latina podría comenzar a ver signos de recuperación mucho más rápido que otras regiones. El FMI indicó que la economía mundial cayó en una recesión severa y proyectó una contracción de 1,3% para este año, la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial. En ese sentido, el organismo financiero revisó su estimación anterior que apuntaba a un crecimiento y precisó que éste sólo retornaría el próximo año a un ritmo del 1,9%, una tasa más débil que en recuperaciones anteriores.
Cristián Larroulet, director ejecutivo del instituto de opinión Libertad y Desarrollo, en Santiago, dijo a AméricaEconomía.com que en la región se van a producir “algunos síntomas de mayor estabilidad, hacia fines del año y principios del próximo”.
A diferencia de lo que se observará a nivel internacional, donde todavía no “se despeja” el panorama, Larroulet explica que al ser ésta una crisis cuyo origen es el mercado financiero, “tiene en general un proceso de recuperación más lento: no va ser la V, va a ser más bien una U, con un período plano más bien extenso”.
Según el economista, a nivel mundial se registrará un “estancamiento más largo y hacia el primer trimestre del próximo año podrían haber signos más positivos”. A diferencia, destaca que en la región ya podrían observarse signos de recuperación hacia los últimos meses de 2009 y comienzos de 2010.
Diferencias. Entre los países latinoamericanos, el FMI estimó que México es el que más sufrirá, debido a su cercanía con la economía estadounidense, la cual según el Fondo se contraerá un 2,8% este año. El FMI prevé una contracción de la economía mexicana del 3,7% en el 2009 y un crecimiento del 1,0% en el 2010. En enero, esperaba sólo una caída del 0,3% para este año.
El segundo país más afectado sería Venezuela, cuya economía se contraería un 2,2% este año, seguido por Ecuador, con una caída del 2,0%, según el Fondo. La economía brasileña caería un 1,3% este año y se expandiría un 2,2% en el 2010. Para Colombia, el FMI prevé un crecimiento plano este año y para Chile una expansión del 0,1%, mientras que Perú crecería un 3,5% y Uruguay un 1,3%.
En el caso de Argentina, se espera una contracción del 1,5% para este año y una expansión del 0,7% en el 2010. No obstante, el Gobierno argentino rechazó las proyecciones del organismo. Un comunicado del Ministerio de Economía dijo que los datos observados para los primeros meses del 2009 para salarios, precios internacionales, demanda de servicios, ventas de supermercados y recaudación de impuestos relacionados con el consumo interno "confirman que la economía argentina continúa en crecimiento".
Sin embargo, el FMI señaló que "la mayoría de los países están capeando bien la tormenta en relación con experiencias previas de turbulencias globales, gracias a mejoras en las políticas y en las posiciones de las hojas de balance". En esa misma línea, Larroulet (de LyD) señala que los países que tienen una economía más flexible y madura “van a ser los que van a reaccionar más fuertemente, como por ejemplo México o Chile”.
Comentando el informe del FMI tras concluir una ronda de reuniones con analistas, inversionistas y académicos en Nueva York, el ministro de Hacienda chileno, Andrés Velasco destacó que America Latina “aparece bien parada” y que dentro del continente su país sobresale como uno de los “de mejor desempeño”. Entre otros, Velasco sostuvo un encuentro con el inversionista, George Soros, quien aunque fue pesimista respecto de la recuperación de los mercados tuvo palabras de elogio para su país. "Chile está muy bien situado porque tiene los fondos que provienen del cobre y estos son extremadamente útiles. Chile es casi único en los países emergentes que pueden aplicar políticas fiscales estimulantes. Si los otros países tuvieran esto, el clima económico sería distinto", comentó el famoso inversionista.
Hace tres meses, el Fondo había pronosticado que la economía latinoamericana se expandiría un 1,1% este año. Para el 2010, el FMI estima ahora que la región crecerá un 1,6%, casi la mitad de la proyección de 3,0% de enero.
Principales problemas. Hay consenso en que la región ha enfrentado esta crisis mejor preparada que en relación a otras. Pero, en opinión de Larroulet, hay algunas áreas de la política económica en que la zona no está bien preparada, sino incluso “peor que en otros años”. “En todo lo que es relativo al mercado del trabajo, no estamos lo suficientemente preparados y eso se va a reflejar en un aumento del desempleo”.
Para el especialista, considerando que el principal problema de la crisis ha sido un tema de liquidez, hay muchos países que han acertado la parte fiscal y no la parte monetaria, por lo que se estaría cosechando un problema de mediano plazo. “Las políticas fiscales son muy lentas de establecer, tienen un impacto más lento y después estás cosechando un problema de alza de impuestos, y cuando los mercados ven eso no se mejora la inversión y no se mejora la regulación”, plantea.
No obstante, destacó que las medidas adoptadas por los bancos centrales de la región, que han decido bajar las tasas, van en la dirección correcta, “porque apuntan al fondo del problema, que es aumentar la liquidez”.
Con información de Reuters.

www.americaeconomia.com