miércoles, 29 de abril de 2009

FASA al rojo: Cuneo vuelve a pedir salida de ejecutivos en tensa junta de accionistas (Chile)

La tensión entre los representantes de Falabella, las AFP y los controladores de FASA volvió a subir durante la junta extraordinaria de accionistas que la cadena de farmacias celebró a petición de la multitienda y de las administradoras. Los accionistas minoritarios solicitaron explicaciones por las decisiones que tomó la administración en el marco de una supuesta coordinación de precios con SalcoBrand y Cruz Verde y el posterior acuerdo de conciliación con la Fiscalía Nacional Económica (FNE).La asamblea -que se efectuó a continuación de la junta ordinaria, a eso de las 14:45 horas de ayer-, y que estuvo marcada por la ironía y la aspereza de las declaraciones de sus protagonistas, se inició con la intervención del vicepresidente ejecutivo de FASA, Alejandro Rosemblatt, quien explicó cómo descubrieron la colusión al interior de la cadena y justificó el posterior acuerdo de la firma con la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en que se reconoció dicha actuación contraria a la libre competencia.Sin embargo, las críticas no se hicieron esperar, pues apenas Rosemblatt terminó su exposición, Juan Cuneo, vicepresidente ejecutivo de Falabella y director de FASA, declaró que “este momento tan crucial para FASA fue activado por una decisión que no fue conocida oportunamente, y por ende, tampoco debatida en profundidad por el directorio”.Cuneo recalcó que Falabella no entiende cómo los ejecutivos que FASA señaló como autores de la colusión siguen trabajando en la compañía, observación que inmediatamente motivó la respuesta del representante de los controladores en la mesa de la cadena de farmacias, Jaime Sinay, quien dijo a Cuneo que “no tenía cara para impugnar una operación de colusión de precio”, recordando que hace un año la Corte Suprema había condenado a Falabella en el marco del caso denominado “Guerra del Plasma”. Ante esto, el vicepresidente de Falabella, dijo que ellos siempre habían rechazado la colusión y que de haberla reconocido habrían tomado medidas para enfrentarla.Luego vino el turno de las AFP Habitat, Provida, Cuprum y Capital. En sus declaraciones, las administradoras rechazaron la vulneración de los principios de la libre competencia y también su sorpresa por la participación de la compañía en la colusión.Cuprum pidió que los involucrados sean identificados y destituidos de sus funciones.A su vez, al término de la primera asamblea, los minoritarios -entre los que se cuentan Falabella y las AFP-, rechazaron la aprobación de la memoria y los estados financieros de FASA.Otra de las objeciones de las AFP se centró en el monto de la remuneración del presidente del directorio, José Codner, quien percibe anualmente más de $ 300 millones.Pese a lo anterior, tanto los balances y otras disposiciones fueron aprobadas con los votos del controlador, y los minoritarios se marcharon de la sala con un sabor “amargo”.“Estamos obligados a quedar conformes (con lo que pasó en la junta). Pero la verdad es que el fondo no está resuelto y es un tema que tendrá que ver el directorio para ver cómo resuelve definitivamente el tema de la gobernabilidad de esta compañía ... Esperamos poder conseguir una gobernabilidad distinta (de la administración) a la que hay y para eso hay que unir todas las fuerzas para que eso mejore” , manifestó Juan Cuneo a la salida de la tensa asamblea a la que no tuvo acceso directo la prensa.El titular recordó que aunque en el directorio realizado el 9 de abril pidieron la remoción de la plana ejecutiva de FASA “perdimos en la votación 5 a 3”.SVS analiza actuación de directorioPor su parte, el superintendente de Valores y Seguros, Guillermo Larraín, manifestó que “estamos analizando el papel del directorio en forma colectiva y de cada director en forma particular”. Esto, explicaron en la SVS, responde a la actuación que podrían haber tenido algunos miembros de la mesa en la entrega de información.
La fuerte intervención de Cuneo
“Esto no es un capricho ni una obsesión. Obedece simplemente al sentido común: cualquier persona presente en esta sala estará de acuerdo que la decisión que ha provocado una de las crisis más complejas en la historia de FASA, debió haber sido discutida, analizada y definida en el directorio y no meramente notificada una vez que los hechos estaban consumados”.“Aún no entendemos, señor presidente, por qué razón aquellos ejecutivos que se coordinaron con otros actores de la industria siguen trabajando en la empresa y por qué no conocemos sus nombres. No entendemos por qué los responsables no son sancionados y por qué la administración que debió haber sido capaz de detectar estos actos sigue dentro de la compañía. Es por esto que, en su momento, exigimos la renuncia del vicepresidente ejecutivo de la empresa, del fiscal y de los ejecutivos que participaron en la concertación de precios”“Lamentablemente esta solicitud fue rechazada en la reunión de directorio pasada porque los directores no vinculados al grupo controlador no contamos con los votos necesarios. Sin embargo, seguimos convencidos de que los responsables debieran ser despedidos de la empresa”.“Quiero pedirle a usted presidente que no escatime en esfuerzos ni recursos para llevar a cabo este plan de compensaciones de manera satisfactoria para los consumidores”.

http://www.df.cl