martes, 24 de marzo de 2009

Krugman sobre el ‘plan Geithner’: “El verdadero problema es que no va a funcionar”

Se puede decir más alto, pero no más claro. El economista ganador del premio Nobel de Economía 2008, Paul Krugman, no tiene ninguna esperanza en la eficacia del plan detallado ayer por el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, para la compra de activos tóxicos a los bancos. “El verdadero problema de este plan es que no va a funcionar”.
Así de tajante se muestra Krugman en un artículo que del New York Times, en el que carga duramente contra Barack Obama y Geithner y las medidas adoptadas para afrontar la crisis financiera. “Según mis cuentas, ésta es la tercera vez que el Gobierno de Obama presenta un plan que es esencialmente un refrito del Plan Paulson, y cada vez ha añadido un nuevo conjunto de extras y afirmando que está haciendo algo completamente distinto. Empieza a parecer obsesivo”.
Krugman se lamenta por las similitudes entre las políticas puestas en marcha por Obama y Geither y sus antecesores, Bush y Paulson. “Esto es más que decepcionante. De hecho, me llena de desesperación”. Y señala que “es como si el presidente estuviera decidido a confirmar la impresión cada vez más extendida de que él y su equipo económico han perdido el contacto con la realidad, y de que su visión económica está nublada por unos lazos excesivamente estrechos con Wall Street. Y es posible que cuando Obama comprenda que necesita cambiar de rumbo ya haya perdido su capital político”.
Por otro lado, Krugman critica que el Gobierno de Obama, al igual que el de Bush, ha buscado “una salida fácil” a la crisis bancaria y que se traduce en el uso de fondos públicos para impulsar al alza el precio de los activos incobrables hasta que alcancen niveles “justos”. Un plan que, en opinión de Krugman, cuyo resultado ya se sabe de antemano: “si el valor de los activos sube, los inversores se benefician, pero si baja, los inversores pueden escaquearse de su deuda”.
El economista también tiene palabras críticas contra el sector financiero y sus directivos a quienes acusa de apostar “literalmente sus bancos basándose en la creencia de que no había una burbuja de la vivienda, y en la creencia relacionada de que los insólitos niveles de endeudamiento de las familias no eran un problema. Perdieron esa apuesta. Y ningún abracadabra financiero –porque en el fondo eso es lo que es el plan de Geithner- va a cambiar ese hecho”.

www.cotizalia.com