martes, 24 de marzo de 2009

US$10.000 millones para el Sur

Yolanda Valery
BBC Mundo, Caracas

El Banco del Sur estará dotado con un capital inicial de US$10.000 millones y comenzará a operar este año con la venia de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Paraguay y Venezuela, informaron representantes de esas naciones reunidos en Caracas.

El grueso del dinero provendrá de tres países: Argentina, Brasil y Venezuela, que aportarán cada uno US$2.000 millones. El resto lo compondrán aportes escalonados de unos US$100 por cada uno de los demás países.
El ministro de Finanzas de Venezuela, Alí Rodríguez, informó que en mayo se celebrará otra reunión de carácter técnico, en la ciudad de Buenos Aires, inmediatamente después de que las naciones involucradas pongan en operación el banco, en una cumbre presidencial.
El Banco del Sur es una iniciativa impulsada por el gobierno del presidente Hugo Chávez que recibió el visto bueno de los otros siete países en 2007, cuando fue fundado oficialmente.

Tiene por objetivo financiar el desarrollo de las naciones, reducir las asimetrías y promover una distribución equitativa de las inversiones que lo conforman, según señala su acta constitutiva.
En suma, busca convertirse en una fuente alternativa de recursos a otros mecanismos internacionales como el FMI y el Banco Mundial.
Avances
El titular venezolano de Finanzas calificó la reunión de Caracas de "excepcional", porque había permitido resolver puntos pendientes para "la materialización de este significativo instrumento financiero", informó un comunicado oficial.

Desde su creación, algunos analistas han apuntado que entre los retos del Banco se encuentra una efectiva y transparente asignación de recursos, alejada de consideraciones políticas.
Según el ministro Rodríguez, la integración financiera es fundamental para conseguir una colaboración plena entre las naciones suramericanas, y el Banco jugará un papel fundamental en el fortalecimiento de los aparatos productivos de sus integrantes.
"Dentro de los procesos de integración resaltan la unión energética, la integración física, que implica la construcción de ferrocarriles, carreteras y facilidades portuarias y aeroportuarias que sirvan como nuevas líneas de conexión entre nuestros países, además de un punto sumamente relevante como lo es la integración financiera", dijo el ministro.
Crecimiento venezolano
En materia interna, el ministro señaló que si Venezuela crece uno o dos puntos este año, sería un resultado positivo, dada la pronunciada caída de los precios del petróleo, de los que depende en gran medida la economía nacional.
El jefe de Finanzas indicó que una meta de 6% no será posible. "Mi tarea es evitar caer en recesión, por encima de cero. Ciertamente por encima de 1% o 2% (de crecimiento) vamos bien", dijo el ministro, citado por la agencia Reuters.
En materia de compensación a compañías por empresas nacionalizadas, señaló que ya hubo un acuerdo con el conglomerado Ternium por la estatización de la Siderúrgica del Orinoco, ordenada en 2008. Sin embargo no dio detalles sobre montos.

http://news.bbc.co.uk