miércoles, 24 de diciembre de 2008

Gigante australiano que estuvo tras D&S explora otras alternativas para llegar a Chile

Nicolás y Felipe Ibáñez optaron por Wal-Mart para asociarse por la antigua relación que mantenían ambas compañías.JOSÉ TRONCOSO y ROSARIO ZANETTA

La australiana Woolworths peleó hasta el final con la estadounidense Wal-Mart para quedarse con el control de D&S. Pero fue la cadena de supermercados más grande del mundo la que logró su objetivo.Pero altas fuentes del sector retail en Chile afirman que la empresa de Oceanía no abortó completamente sus planes de llegar al país. "Ellos siguen explorando opciones", revela un alto ejecutivo de la industria.Woolworths es una gigante del retail, con ventas anuales que superan unos US$ 45 mil millones. Tiene presencia en Australia, Nueva Zelandia e India y su CEO es Michael Luscombe.Es una marca muy tradicional al interior de Australia, ya que la cadena fue fundada hace más de 80 años.Aunque estuvo cerca llegar a acuerdo con la mayor empresa de supermercados de Chile (D&S tiene un 34% de participación de mercado), hoy sigue viendo el mercado supermercadista, en el que también participa Cencosud (32%), SMU (19%), Southern Cross (6%) y Tottus de Falabella (4,5%).¿Pero qué llevó a los controladores de D&S, Felipe y Nicolás Ibáñez, a decidirse por la oferta de la empresa controlada por la familia Walton?Vitales fueron las extensas conversaciones entre las compañías. Desde mediados de los 90 que estaban en contacto por un potencial acuerdo. Antes, Wal-Mart había hecho una oferta por Jumbo, pero Horst Paulmann la rechazó.Las conversaciones entre D&S y Wal-Mart se retomaron luego que a comienzos de este año se rechazara la fusión con Falabella. "Son empresas que se conocen hasta los más mínimos detalles. Mientras, la australiana es totalmente desconocida en Chile", dijo una fuente vinculada a la matriz de Lider.En efecto, la australiana Woolworths, que no tiene relación con su homónima británica que entró en proceso de quiebra, tiene su centro de operaciones hasta a más de 12 mil kilómetros de Santiago, en Sydney.Maneja más de tres mil locales, entre supermercados, multitiendas, licorerías y tiendas de tecnología.Además, opera 270 hoteles. Tiene presencia también en Nueva Zelandia e India. En este último país a través de un acuerdo con la local Tata.Pero más que las cifras de Wal-Mart (vende US$ 375 mil millones frente a los US$ 45.177 millones de la australiana), lo determinante para los hermanos Ibáñez fue el proyecto que presentó la estadounidense: abordar desde Chile toda Sudamérica, exceptuando Brasil.De declarar exitosa la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) que lanzó ayer Wal-Mart, su plan sería integrar a los hermanos Ibáñez en su operación de Argentina. Tras esto, iniciar un plan de crecimiento por Sudamérica."Wal-Mart está pagando caro por D&S, porque lo que valora es su administración. Quiere aprovechar el conocimiento que tiene la gente de D&S para llegar a todo el continente sudamericano", aseguró una fuente ligada a la compañía local.>> Credit Suisse alerta por CencosudAyer las acciones de Cencosud llegaron a sus niveles más bajos en los últimos dos meses. Los papeles de la empresa ligada a Horst Paulmann anotaron una caída de 2,67%, equivalente a un precio de $910 por acción. Esto, luego de que un informe de Credit Suisse afirmara que la acción chilena del retail más afectada por la llegada de Wal-Mart a Chile será Cencosud.Según el documento, "el ingreso de Wal-Mart en el mercado chileno debiera ser otro factor negativo en el corto plazo para la acción", elemento que se combina con la salida de Laurence Golborne y con la exposición de la empresa en el mercado argentino. El informe recomienda una visión neutral para la acción

http://diario.elmercurio.com