miércoles, 31 de diciembre de 2008

Chie: Ejecutivos de Wal-Mart aterrizan el lunes en D&S: servirán de nexo con la matriz

Wal-Mart no pierde tiempo. Anticipando el éxito de la OPA que lanzó por al menos el 50% de D&S, cuyo plazo vence el 22 de enero, la compañía estadounidense ya envió a dos ejecutivos para que se ubiquen a contar del próximo lunes en las oficinas centrales de la firma fundada por la familia Ibáñez.

El desembarco de estos “embajadores” tiene varios objetivos. El más importante: servir de puente entre la matriz de Wal-Mart en Arkansas y la administración local. Además, los ejecutivos se preocuparán de fijar las prioridades en esta nueva etapa de la compañía a partir de un establecimiento claro de sus fortalezas y debilidades.

Quienes conocen la operación de D&S ubican a su manejo de alimentos y perecibles dentro de sus principales virtudes.

En los últimos dos años, el gerente general de la firma, Enrique Ostalé, se ha empeñado precisamente en fortalecer esta división, prescindiendo incluso de Farmalider –operación traspasada a Farmacias Ahumada- y las desaparecidas tiendas de vestuario Boulevard.

Como el área de alimentos es su punto fuerte, en el mercado se presume que los ejecutivos de Wal-Mart pondrán especial énfasis en las oportunidades existentes en el llamado non food, lo que explicaría que una parte importante de las 60 marcas inscritas por la gigante estadounidense en el mercado local estén ligadas a productos como vestuario y artículos de hogar.

Oficina en China

También habría modificaciones naturales en el plan comercial. Hace unos meses, D&S abrió una oficina en China para potenciar la relación con sus proveedores asiáticos. El proyecto estuvo a cargo del gerente del área non food, Andrés Eyzaguirre, quien, años antes, había tenido una responsabilidad similar en Falabella.

Considerando que Wal-Mart es uno de los principales importadores de productos chinos a nivel mundial, operación que ha robustecido gracias a su incursión en el mismo supermercadismo de ese país, la oficina de D&S ya no sería útil.

La familia Ibáñez habría perseverado en su apertura a sabiendas de que podría ser desechada en el corto plazo, porque, dado el brusco cambio de la economía mundial a contar de septiembre, optó por mantener su expansión como si no existiera el due diligence con Wal-Mart.

El temor a que el negocio se frustrara por la crisis financiera se asomó lo suficiente como para inducir a los Ibáñez a tomar este tipo de precaución.


www.df.cl