miércoles, 31 de diciembre de 2008

Cadenas de retail en EE.UU. cerrarían 12 mil tiendas el próximo año

La peor temporada navideña en 40 años podría dejar a las cadenas minoristas de Estados Unidos frente a una ola de cierres, quiebras y fusiones a partir de enero. Los retailers cerrarán 12 mil tiendas en 2009, de acuerdo con Howard Davidowitz, presidente de la firma de consultoría en retail y banco de inversiones Davidowitz & Associates. AnnTaylor, Talbots y Sears, son algunas de las cadenas que deberán baja la cortina en sus locales con peor desempeño.

La semana pasada, las ventas de las cadenas minoristas estadounidenses sufrieron su mayor declive en casi seis años, ya que las liquidaciones previas y posteriores a la Navidad no lograron salvar a la magra temporada. Las ventas en las cadenas abiertas hace al menos un año cayeron 1,8% en los siete días hasta el 27 de diciembre, el mayor retroceso año a año desde febrero de 2003, afirmaron ayer el Consejo Internacional de Centros Comerciales y Goldman Sachs.



2008 para el olvido

Más de una docena de minoristas, incluyendo a Circuit City, Linens ‘n Things, Sharper Image y Steve & Barry se han acogido a la protección de quiebra este año, mientras la contracción del crédito y la recesión diezmaron las ventas. Los resultados de la temporada de fin de año indican una posible consolidación y mayores quiebras, de acuerdo con el director ejecutivo de la firma consultora de retail Financo, Gilbert Harrison.

“Se van a ver negocios que nunca hubiéramos imaginado que veríamos, debido a la necesidad de ambas partes”, dijo Harrison en una entrevista a Bloomberg Televisión.

Los consumidores gastaron al menos 20% menos en ropa de mujer, electrónica y joyas durante noviembre y diciembre, según datos de SpendingPulse. Para diciembre se espera que las ventas registren un retroceso de 1%.

Conflicto con proveedores

Los fabricantes de ropa, molestos por los grandes descuentos ofrecidos por las cadenas minoristas en Navidad, podrían forzar a las tiendas a bajar sus márgenes de ganancias.

Liz Clairbone, HMS y varias compañías de ropa planean dar un golpe a los retailers que han ofrecido liquidaciones de hasta 70% en medio de lo que parece ser la peor temporada de fin de año en cuatro décadas.

“Le estamos pidiendo concesiones a las tiendas por departamento. No quiero tomar el margen de las tiendas de la A a la Z, pero ciertamente desde B a C,” dijo el presidente de HMS, Lou Breuning.

Las tiendas que se enfocan en un público exclusivo como Nordstrom y Macy’s podrían aceptar rebajar su margen de ganancia a 35% en las reuniones el próximo mes, menos que la práctica común de 40%, dijo la analista de retail de la consultora Thomas Weisel Partners, Liz Dunn.Cadenas de precios más moderados, como J.C. Penney y Kohl’s, podrían acordar un 30%, desde un estimado 35%.

Si los proveedores consiguen su objetivo, podrían recuperar
US$ 1.200 millones sólo de Macy’s, Penney, Kohl’s, Nordstrom, Dillard’s y Saks, según la estimación promedio de las ventas del cuarto trimestre, que sería de US$ 24.200 millones para estas seis cadenas.

www.df.cl