jueves, 18 de diciembre de 2008

Cepal recorta a 1,9% crecimiento de la región en 2009

Tras seis años consecutivos de expansión económica, el ciclo de bonanza para Latinoamérica y el Caribe llegará a su fin. “Los motores del crecimiento se apagaron”, dijo el organismo.
por AméricaEconomía.com




Santiago. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) recortó a un 1,9% -de un 4,0% calculado previamente- su pronóstico de crecimiento para la región en 2009, anunciando con esto que tras seis años de crecimiento consecutivo, el ciclo de bonanza económica para Latinoamérica llegará a su fin debido a los efectos de la crisis financiera global.

Junto con esto, la entidad informó que en 2008 el Producto Interno Bruto (PIB) de la región aumentó un 4,6% y proyectó que la tasa de desempleo aumentará desde el 7,5% este año a un rango de entre 7,8% y 8,1% el próximo, mientras la inflación cedería a un rango de 5% a 6% en 2009, desde un 8,5% esperado para este año.

“La situación actual se podría explicar diciendo que las economías de América Latina y el Caribe están en 2008 volando como un planeador, sustentadas en el impulso de años anteriores (…) Los motores del crecimiento se apagaron y no se sabe cuándo se volverán a encender, o cómo será el aterrizaje”, comunicó la Cepal en su informe Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2008, presentado el jueves por su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena.

El organismo señaló además que la desaceleración global provocará una reducción del volumen y del precio de las exportaciones, la caída de remesas y una baja de la inversión extranjera y de la demanda de servicios de turismo, lo que se traducirá en que los países enfrentarán mayores dificultades de acceso y un mayor costo del financiamiento externo.

El costo del crédito externo, en tanto, aumentará tanto para las empresas privadas como para la deuda soberana y habrá una brusca disminución de la disponibilidad de financiamiento internacional.
Sin embargo, y pese a estas predicciones, la institución aclaró que los panoramas previstos para la región a partir del segundo semestre de 2009 apuntan a un escenario de paulatina recuperación de la economía mundial en general y de la región en particular. En esa línea, auguró que ningún país latinoamericano caería en recesión durante el próximo año, ya que la región estaría mejor preparada que en el pasado para enfrentar la crisis.

Al respecto, el organismo destacó que entre 2003 y 2008 casi todos los países de la región priorizaron los equilibrios macroeconómicos, generando superávits en las cuentas externas y fiscales, lo que hizo mejorar los indicadores del mercado de trabajo y disminuir la pobreza.

Los distintos escenarios. Según la Cepal, el menor desempeño de la región durante 2009 será el de México, país que crecerá apenas un 0,5%, arrastrado por la recesión de Estados Unidos, y que cerraría este año con una expansión del 1,8% de su PIB.

El PIB de Brasil, en tanto, se expandiría un 2,1% en 2009 tras crecer un 5,9% este año, mientras que Perú lideraría el crecimiento con un 5,0%. Por su parte, Argentina tendría una expansión de un 2,6%, Venezuela de un 3,0% y Colombia y Chile aumentarían un 2,0%.

“Este es el escenario relativamente optimista utilizado para las proyecciones del crecimiento regional en 2009. No puede descartarse, sin embargo, un escenario más pesimista, en el cual la recesión continúe. En este escenario, obviamente, la tasa de crecimiento sería inferior a la prevista”, explicó Bárcena.

En ese sentido agregó que “cabe esperar que tras el conjunto de iniciativas aplicadas por la Reserva Federal de los Estados Unidos y otros bancos centrales y de las medidas de política fiscal, las economías desarrolladas comiencen a superar la fase más profunda de la crisis a partir de la segunda mitad de 2009”.

Para enfrentar de mejor manera la crisis, el organismo recomendó que el impulso a la demanda debe provenir no sólo de los países desarrollados sino también de las naciones emergentes, por lo que se hace necesario una mayor integración y coordinación regional de las políticas macroeconómicas de la región. “Creo que hay una enorme avidez de los países por entender la crisis -dijo Bárcena- pero sobre todo para la Cepal es muy importante pensar en el rol del Estado y en cómo el Estado nos ayudará a proteger a los más vulnerables y sobre todo al gran tema que nos arroja esta crisis que es la regulación y supervisión”.

Alejandra Clavería contribuyó con la redacción de este artículo. Con información de Reuters y www.cepal.org.