domingo, 30 de noviembre de 2008

EE.UU. optimista y cauteloso por ventas

Rebeca Logan
Washington, EE.UU.

La navidad no podrá salvar la economía de Estados Unidos, pero tampoco la va arruinar. Eso parece indicar los primeros resultados del día más importante para las ventas en el país, el "viernes negro", cuando millones de consumidores se lanzan a las tiendas para iniciar sus compras de fin de año.

Números preliminares de ShopperTrack RTC, que analiza datos de 50.000 vendedores al por menor, indica que este viernes, los consumidores gastaron US$10.600 millones, lo que representa un aumento del 3% respecto a las mismas 24 horas del año anterior.
Este incremento es un alivio para los empresarios que temían que la crisis financiera los dejaría sin aguinaldo en un momento en que tambalea el gasto del consumidor, que representa más del 66% del motor económico de EE.UU.

Por su parte, la Federación Nacional de Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés) dio datos más completos sobre las ventas durante el fin de semana largo en el que se registró un optimismo controlado entre los empresarios.

Más de US$40.000 millones circularon este fin de semana, un aumento total de gastos en comparación al 2007, según la entidad.

Los números de la NRF indican que el consumo aumentó el jueves anterior, y el sábado posterior al viernes negro, lo que da un inicio positivo a la temporada con 172 millones de consumidores tras las gangas del momento.

No obstante, el vicepresidente de iniciativas estratégicas, Phil Rist, advirtió que "aunque los minoristas pueden estar optimistas por el alto tráfico en las tiendas, se nota que los consumidores todavía andan cautelosos".

Sin embargo no todos los números son buenos. Para atraer estos consumidores, las grandes tiendas tuvieron que cortar los precios a tal punto que el aumento en la cantidad de ventas, no necesariamente representa mayores ganancias.

Menos días para gastar

"No hay garantía de que los grandes descuentos continúen, lo que podría desacelerar el nivel de consumo. Sobra decir, que los vendedores estarán pendientes de las tendencias para ajustar (su estrategia) antes de navidad", dijo Bill Martin, co-fundador de ShopperTrak.

Según Martin, este año la temporada de compras navideñas dura sólo 27 días, en comparación con los 32 días de promocion en 2007, en un sector en que cada minuto de transacción vale. Esta diferencia de días tiene que ver con la fecha en que se celebra Thanksgiving (Día de Acción de Gracias), y por ende el "Viernes Negro", cada año.

Además, el consumidor promedio planea gastar en total un 29% menos en la compra de regalos este año, de acuerdo con estimaciones de la firma encuestadora Gallup.

Y aunque los gadgets electrónicos, juguetes y regalos de moda están en promoción, la canasta familiar no tiene descuentos. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos pronostica que el precio de los alimentos se incrementará entre un 5% y 6% antes de fin de año.

Consumismo mortal

Pero mientras los empresarios y analistas estudian los últimos datos de esta orgía de compras y tratan de medir el ánimo de los consumidores, la familia de Jdimytai Damour se prepara para un funeral. El joven de 34 años, murió pisoteado por una turba sedienta de rebajas en una tienda de la cadena Wal-Mart en Long Island, Nueva York.

Más de 2,000 personas aglutinadas frente a la tienda desde la noche anterior tumbaron las puertas a las 5 de la mañana y en una estampida acabaron con la vida de Damour, contratado para asistir a los clientes.

Algunos de sus compañeros trataron de salvarlo, pero no pudieron hacer nada ante la avalancha de consumidores atraídos por cámaras digitales a $69 dólares y DVD's de $2 dólares.

Cuando la policía intentó cerrar la tienda para investigar la muerte del joven de origen haitiano, varios compradores se quejaron "porque llevaban muchas horas en la fila", según informa el New York Daily News.

Pero los clientes desilusionados no tuvieron que esperar mucho, a las pocas horas la tienda abrió de nuevo, porque ni siquiera la muerte puede silenciar las cajas registradoras, en esta maratónica jornada de consumo.

http://news.bbc.co.uk