jueves, 16 de octubre de 2008

Chile: Retailers se reúnen en cónclave para analizar impacto de crisis en sus negocios

Retailers se reúnen en cónclave para analizar impacto de crisis en sus negocios
Daniel Gómez Yianatos

Difícilmente el retail local olvidará lo que ha ocurrido en el último mes. Desde que estalló la crisis financiera, la alarma por la caída del consumo y las restricciones crediticias han golpeado las acciones de varias firmas de este sector e incluso forzó a que Horst Paulmann, presidente de Cencosud, a enfrentar las dudas del mercado y admitir la postergación de una parte importante de las inversiones de la compañía.

En este escenario, calificado unánimemente como complejo, representantes de importantes empresas del sector asistieron ayer a un “cónclave”, convocado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) para explorar y debatir los alcances de este remezón.

Los empresarios escucharon una exposición de 30 minutos a cargo del economista de EuroAmérica, Luis Óscar Herrera, quien abordó los efectos externos e internos de la debacle de Wall Street.

Posteriormente, el gerente de estudios de la CCS, George Lever, entregó sus observaciones. La cita comenzó a las 13.30 y a ella asistieron los gerentes generales corporativos de Ripley, La Polar, Sodimac y el presidente de ABCDin, Lázaro Calderón, Pablo Alcalde, Sandro Solari y Jaime Santa Cruz, respectivamente, quienes además integran el consejo de la cámara, mientras que D&S, Cencosud y Falabella se excusaron.

En la reunión además estuvieron los presidentes de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Pedro Corona, y de la Asociación Chilena de Supermercados (Asach), Fernando Alvear. En calidad de directores de la CCS, también llegaron Alfonso Larraín (Concha y Toro) y Edmundo Hermosilla (Dersa).

“La conclusión principal fue que hay que ser cautelosos en el análisis de la situación y al opinar sobre cómo se desarrollan los acontecimientos, para evitar malas interpretaciones que deriven luego en rumores que asustan a la comunidad. Hay que ser positivos y cautelosos”, explicó uno de los asistentes.

Las consultas para los expertos estuvieron centradas en los problemas de liquidez de la banca y la extensión que pueda tener este fenómeno, aunque siempre hablando en forma general y sin abordar casos puntuales de empresas.

Según la misma fuente, durante la exposición de Herrera, que trabajaba en el Banco Central cuando ocurrió la crisis asiática, llamó la atención la conclusión de que como país, la situación podría ser mejor si se compara con lo sucedido en 1998.

Por otra parte, la preocupación por el desempleo fue compartida entre los empresarios. “A nadie le conviene el desempleo. A los trabajadores, por razones obvias, y a los empresarios porque perjudica al consumo y la demanda”, dijo Peter Hill, presidente de la CCS, quien agregó que es deber de unos y otros evitar los despidos.

“Pedimos a los trabajadores que entiendan esto y que cuiden sus puestos de trabajo, desentendiéndose de las aventuras a que los llaman quienes hacen profesión de las movilizaciones ilegales”, manifestó, tras conversar a solas cerca de quince minutos con Lázaro Calderón y Pablo Alcalde.

En tanto, el presidente de la CNC, Pedro Corona, señaló que “hay una preocupación normal, porque los efectos en Chile son moderados y las situaciones vendrán por fenómenos más bien exógenos (...) variables que nadie maneja”.

www.df.cl