martes, 29 de julio de 2008

Unilever se desprende de sus marcas de detergentes en América del Norte

La compañía recibirá de Vestar Capital Partners u$s1.450 millones en efectivo y acciones de una joint venture por la venta de All, Snuggle, Wisk y Surf

Tal como se esperaba, el fabricante anglo-holandés de productos de alimentación y consumo Unilever anunció que alcanzó un acuerdo para la venta de su filial de detergentes en EE.UU., Canadá y Puerto Rico a Vestar Capital Partners, propietaria del detergente Huish, para crear una poderosa marca dentro de la categoría, aunque decididamente por atrás del líder Procter & Gamble.

Como parte del acuerdo, Unilever recibirá unos u$s1.450 millones en efectivo y acciones de una joint venture. Esta unidad de negocios registró el año pasado alrededor de u$s1.000 millones en ventas, informó la empresa.

En concreto, la segunda mayor compañía mundial de productos de consumo recibirá u$s1.075 millones en efectivo además de otros u$s375 millones en acciones preferentes de The Sun Products Corporation.

La transacción, que podría completarse este año, forma parte del plan de Unilever de desprenderse de marcas “no estratégicas”. En este sentido, el grupo europeo indicó que el negocio de detergentes sigue siendo importante para la compañía fuera de Norteamérica, por lo que centrará sus esfuerzos en expandir su liderazgo en Europa, Asia, Africa y Latinoamérica.

William Littlefield, hoy gerente general de la unidad de Unilever, se convertirá en el encargado de supervisar las marcas vendidas que incluyen All, Snuggle, Wisk y Surf, informó el portal Advertising Age.

Unilever gastó u$s35 millones en anuncios en medios de comunicación para las marcas de detergentes el año pasado, según TNS Media Intelligence, de los cuales u$s20,6 millones fueron a All, y u$s12,9 millones a Snuggle.

www.infobaeprofesional.com