jueves, 24 de julio de 2008

Para Linkedin, "ya pasó la era de juntar tarjetas personales"

Esta red ya tiene 23 millones de usuarios y aspira a llegar a 30 millones a fin de año. Cuáles son las técnicas para potenciar el uso de este espacio


La Web 2.0, con sus herramientas que favorecen la producción propia de contenidos por parte del usuario, está modificando el mapa de las búsquedas laborales, al punto de dejar desactualizada uno de los símbolos de la era pre Internet en el mundo profesional: las tarjetas personales. Y un sitio estadounidense de apenas cinco años de vida es el que está acercando al precipicio a estos cartones utilizados para establecer relaciones en el ámbito de los negocios.

Linkedin, la red social de profesionales y ejecutivos basada en la web que ya tiene más de 23 millones de usuarios, comenzó la semana pasada a mirar a la Argentina como posible escenario de sus actividades.

Florencia Pettigrew, gerente de Marketing Internacional de este sitio, que el 18 de junio obtuvo 53 millones de dólares en fondos de inversión y que fue valuada en 1.000 millones de dólares, se entrevistó con portales de búsquedas laborales y agregadores de contenidos, en el marco de una búsqueda además de medios de comunicación, entre ellos infobaeprofesional.com. Por ahora no tiene previsto abrir una oficina local, como ya tiene desde este mes MySpace, un gigante de las redes sociales.

¿Para qué utilizan LinkedIn sus 23 millones de usuarios, que llegarán a 30 millones, y a un millón de usuarios en América latina, si se cumplen las expectativas de esta red? Para sus negocios, administrar sus relaciones y controlar sus identidades laborales en línea. Los miembros de Linkedin representan a más de 170 industrias, 150 países e incluyen ejecutivos de todas las empresas listadas en Fortune 500, y unos 155 mil CEO.

El flujo de ingresos de Linkedin incluye publicidad, suscripciones (que van de 20 dólares a 500 dólares), bolsa de trabajo y soluciones para búsquedas corporativas. "Todas aportan ingresos por igual", dijo la ejecutiva. La empresa se encuentra actualmente en el proceso de lanzamiento de nuevas líneas de negocios, como investigaciones en la red de trabajo. Para este año esperan facturar entre 75 millones y 100 millones de dólares.

La diferencia de Linkedin con otras redes con Facebook o MySpace es que está enfocada a las actividades profesionales. Por ejemplo, sólo permite publicar una imagen pequeña y no de cuerpo entero. Incluso, entre los 300 empleados que tiene el portal en sus oficinas en California, Nebraska y Londres, hay uno dedicado a evaluar si las fotos son apropiadas o no.

¿Para qué sirve? Sus posibilidades van desde encontrar potenciales clientes, proveedores de servicios, expertos en diferentes materias y socios recomendados, a ser localizado para oportunidades de negocio, pasando por la participación de búsquedas laborales. Se pueden buscar contactos en empresas, encontrar ex compañeros de estudio o docentes, y plantear preguntas y responder las que planteen otros.

¿Por qué mira Linkedin a la Argentina? Pettigrew explicó que en América latina, los argentinos forman el grupo más grande después de Brasil. El usuario promedio en la Argentina oscila entre los 37 y los 42 años. Entre sus actividades en el país, la ejecutiva buscó socios para vínculos y aplicaciones (widgets) de Linkedin, siguiendo la senda iniciada por las revistas BusinessWeek y CIO.

Los cazadores de talentos (headhunters, en inglés) usan "un montón", según Pettigrew, este espacio para reclutar personas. "Y en la Argentina este movimiento es muy fuerte", dijo la ejecutiva. Los focos predominantes a nivel mundial en Linkedin son tecnologías de la información, software y telecomunicaciones, en ese orden de importancia. Sin embargo, en la Argentina, el tercero es el más fuerte de los tres, según Pettigrew. Un dato llamativo: La cantidad de estudiantes y graduados en la Universidad de Buenos Aires (UBA) en Linkedin equivale a la suma de los egresados de las famosas universidades inglesas de Oxford y Cambridge en esta red.

Inversión
Los 53 millones de dólares para Linkedin, fundada en 2003 y que es rentable desde marzo de 2006, provinieron de Bain Capital Ventures con re inversión adicional de las compañías inversoras actuales incluyendo Sequoia Capital, Greylock Partners y Bessemer Venture Partners. Fue la cuarta y más grande rueda de financiación, que apunta a potenciar el rápido crecimiento de miembros del sitio, los múltiples modelos de negocios y las oportunidades futuras que presenta la compañía.

“El fuerte crecimiento global y el sólido modelo de negocios de Linkedin son la base de esta inversión”, dijo Dan Nye, presidente ejecutivo de Linkedin.

“A diferencia de otras redes on line, el compromiso del usuario con Linkedin actualmente crece a lo largo del tiempo, un fuerte legado sobre el valor continuo que los miembros obtienen de la experiencia de uso”, dijo Jeffrey Glass, Socio de Bain Capital Ventures.

Sugerencias
Pettigrew señaló algunas sugerencias para potenciar el uso de esta red:

Conviene antes de armar el perfil personal observar el de una persona que tenga un rol similar al del entrante y pensarlo más de acuerdo a los términos que se utilizan en las búsquedas laborales o profesionales.
Se recomienda también usar nombres estandarizados para describir los puestos laborales que el usuario ocupa.
Aunque por ahora Linkedin está solo en inglés, en un futuro no precisado por la ejecutiva habrá una versión español. Sin embargo, la búsqueda es agnóstica al idioma. Como en el punto anterior, conviene incluirlo en o los idiomas más utilizados en el ámbito del usuario.
Por cuestiones de privacidad, es recomendable aceptar como miembros de la red de contactos sólo a aquellos que el usuario conozca.
El perfil público puede tener el nombre del usuario, en vez de una serie de números. Esta personalización facilita su indexación en los buscadores.
Es recomendable potenciar desde el principio el uso de esta red. Habitualmente el miembro abre la cuenta, le pone algunos datos de su CV, lo deja de lado y recién lo retoma cuando necesita averiguar los antecedentes de un posible cliente, proveedor o empleador.
Se puede incluir en los programas de e-mail, como Outlook, o correos basados en la web, como GMail, una firma vinculada al perfil del usuario en Linkedin.
No se deben aceptar e-mails de desconocidos a través de Linkedin.
Para evitar el spam no se debe incluir el mail del usuario en su perfil o nombre público.
No se debe enviar invitaciones en forma indiscriminada. Si tres invitados rechazan el convite por desconocer la identidad del remitente, a éste se le bloquea la herramienta que le permite ampliar su red de contactos.
No conviene tener más de un perfil de usuario.
La gerenta de Marketing del sitio, una argentina radicada en San Francisco, concluyó: "Somos una red profesional para usos específicos, no es como una red social. El usuario de Linkedin no se pasa tres horas como en Facebook sino 10 minutos. Queremos dinamizar las relaciones que el profesional ya tiene. Ya pasó la era de recolectar tarjetas personales"


Sitios donde se puede ampliar la información sobre los usos profesionales de Linkedin:

http://www.latamtech.biz/index.php/2008/02/20/10-razones-por-las-que-todos-deberiamos-usar-linkedin/

http://computer.howstuffworks.com/linkedin.htm (en inglés)

César Dergarabedian
(©) Infobaeprofesional.com