miércoles, 23 de julio de 2008

La gasolina, protagonista de la última guerra de precios en Reino Unido

Las cadenas Tesco, Asda, Wm Morrison y Sainsbury han desatado entre ellas una nueva guerra de precios con el fin de atraer a los clientes, en esta ocasión el protagonista es el carburante que se dispensa en las estaciones de servicio anexas a sus supermercados.
La primera en desbancarse de sus competidoras fue la compañía Tesco que anunció que reduciría el precio de sus combustibles en 6,3 céntimos de euros para los compradores que se gastasen al menos 63 euros.

Ante este anuncio, la compañía Asda decidió ofrecer descuentos de 3,7 céntimos de euros en el precio de este carburante, seguidamente Wm Morrison contraatacó rebajando cinco céntimos la gasolina y por último Sainsbury se une a la iniciativa con una rebaja de 6,3 céntimos para aquellos consumidores que gasten 63 euros o más en productos del supermercado.

Esta guerra se inicia al poco tiempo de conocer los datos de una encuesta realizada por la Confederación Británica de la Industria con datos recogidos en los establecimientos de la cadena Asda de la que se extraía que el incremento de precios de los carburantes está aumentando las compras por internet y a través de catálogo en el Reino Unido.

www.distribucionactualidad.com