miércoles, 18 de junio de 2008

Perú es un buen lugar para hacer negocios en América Latina, señala Harvard Business School

Lima, jun. 18 (ANDINA).- Perú es un buen lugar para hacer negocios en América Latina, hecho reconocido así internacionalmente y no solamente dentro de la región, señaló hoy el director ejecutivo del Centro de Investigación de América Latina del Harvard Business School, Gustavo Herrero.
“Perú comienza a estar en la cresta de una ola, está obteniendo el grado de inversión que va a favorecer un flujo importante de inversiones financieras, y se transforma en un país confiable, donde los grandes emprendimientos van a querer ser parte de la riqueza que ofrece este país y del mercado que tiene”, declaró a la agencia Andina.

Asimismo, refirió que se revaloriza a nivel internacional la posición de los países productores de materias primas, ante el advenimiento de una mayor población en condiciones de consumir, principalmente de China e India.

“Hablamos de 2,000 millones de personas que van a poder elevar sus niveles de vida y acceder a bienes a los que antes no podían, y, por lo tanto, se valora el rol de los países que están en condiciones de generar las materias primas necesarias.”

Ante este panorama, señaló que esta mayor demanda ha generado un aumento importante de los valores de las materias primas y, por ello, un notable incremento de los ingresos de esos países.

“Esto genera (a Perú), por un lado, reservas confiables a la economía, una oportunidad de recibir inversiones de afuera, y, por otro lado, también una posibilidad de que el propio país con sus propios recursos acceda a un bienestar superior.”

En ese sentido, señaló que es importante enseñar a los gerentes del país y de la región a lidiar con las oportunidades de éxito que se presentan.

“Es algo que no ha sido, lamentablemente, natural para todos nosotros, porque lo natural ha sido lidiar con los problemas, la adversidad, el empobrecimiento, la inflación y con las altas tasas de interés.”

Indicó que los gerentes tuvieron que dirigir desde una trinchera y no desde la cima de un monte, donde se divisa el horizonte a un largo plazo y con otro tipo de mentalidad, y que ahora hay unas condiciones más cómodas para el desarrollo de las empresas.

Herrero visita el país junto a decanos de escuelas de negocios de España, México y Francia, quienes conforman el consejo consultivo de la Escuela de Negocios Centrum Católica.

Dijo que en Perú, como en la región, se gestan dos corrientes importantes de generación de empresas: una está conformada por los emprendedores de pequeñas empresas, que no tienen una preparación formal muy elevada; y la otra de los preparados, que egresan de las escuelas de negocios.

“No veo que las grandes corporaciones vayan a ser las generadoras de empleo suficiente para abordar el tema de ocupación y de mitigación de la pobreza en la región, creo que a los emprendedores les cabe una oportunidad (de generar empleo) y una responsabilidad en la región.”

Asimismo, refirió que en Perú se han dado casos muy exitosos de emprendedores como el de la familia Añaños con Kola Real, que aportó lecciones de cómo ampliar los mercados y novedosos procesos de logística sobre la base de una red de microempresas integradas.

www.andina.com.pe