viernes, 1 de febrero de 2008

Falabella y D&S pierden casi US$ 1.600 millones de valor en Bolsa tras rechazo de fusión

Economía y Negocios Online, El Mercurio
FRANCISCA URROZ y FRANCISCA GARRIDO

Las acciones de la cadena de supermercados cerraron con una caída de 18,93%, en $223,93, y los de la multitienda retrocedieron 6,16% en la jornada, hasta $2.531,8.
US$ 1.588 millones de pérdida en su capitalización bursátil fue el saldo de la jornada de D&S y Falabella, tras el anuncio del rechazo de la fusión de ambas compañías, por parte del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

La noticia se conoció temprano. A las once de la mañana de ayer el organismo antimonopolio hizo pública su negativa a la fusión y la incredulidad no sólo se apoderó de los abogados de las compañías, que esperaban ansiosos la resolución en las dependencias de Agustinas: en la Bolsa las acciones de ambos retailers comenzaron el descenso. El título de D&S cayó 8,11% en cinco minutos, mientras que los papeles de Falabella retrocedieron 6,3% sólo tres minutos después de que la noticia fuera pública.

Pero las pérdidas no se frenaron ahí. A medida que avanzaba la jornada, los títulos siguieron bajando y D&S llegó incluso a perder 21,4%, su peor caída en los últimos diez años.

La acción de Falabella también fue castigada, pero bastante menos. El mayor retroceso que exhibió durante el día fue menos de una hora después conocida la noticia -a las 11:58-, cuando cayó 7,1%, hasta $2.415,2.

Seis horas más tarde -y luego de enfrentar una fuerte volatilidad-, al cierre de la jornada, ambas acciones mostraron una leve recuperación. D&S finalizó la sesión con una caída diaria de 18,93%, hasta $223,39 y transacciones por $20.145 millones. Por su parte, Falabella concluyó con una pérdida de 6,16%, en $2.531,8 y volúmenes negociados de $10.892 millones.

Las pérdidas de ambas acciones llevaron al sector "retail" a cerrar con una caída de 4,84%, la cual también fue empujada por las bajas en los papeles de Fasa -que cayeron 4,03% hasta $1.545,1- y de La Polar que perdieron 0,88% y cerraron en $2.746.

La excepción de la jornada la constituyeron sin duda las acciones de Unimarc, las cuales incluso debieron ser suspendidas tras saltar 38,37% hasta $11,9. Ello, aunque estos títulos no incluyen la operación supermercadista de Unimarc, la cual fue vendida al grupo Saieh, y no incluyó las acciones.

La otra excepción en el segmento retail fueron los papeles de Cencosud y Ripley que reaccionaron positivamente a la noticia del Tribunal. Los títulos del grupo liderado por Horst Paulmann subieron 0,53% hasta $1.955,4, mientras que las acciones de la multitienda de la familia Calderón ascendieron 0,38% a $464,99.

Cómo viene el retail

Luego de la decisión del Tribunal el escenario de las acciones del sector retail ha cambiado a ojos de los analistas. Para los expertos, los títulos más atractivos en este momento son los de La Polar y Cencosud.

Álvaro Pereyra de BCI, considera que estos últimos se transformaron en una alternativa para los inversionistas que no quieren un escenario volátil.

Por su parte, Aldo Lema, economista jefe del Grupo Security afirma que el sector retail se vería favorecido, porque aunque se espera que el crecimiento de la economía será menor que el de 2007, no se verá afectada la demanda. A esto se suma que la caída del dólar beneficia las importaciones del sector.

¿Por qué D&S cayó más que Falabella en la bolsa?

En el mercado no hay dudas, y quedó demostrado con la caída de más de 18% que exhibieron ayer las acciones de D&S, mientras que las de Falabella cerraron con una pérdida de 6,16%.

La primera explicación que dan los analistas financieros es que el gran perdedor con esta resolución del organismo antimonopolio fue D&S. La primera razón es que el retailer del grupo Solari, Cuneo y Del Río no sólo opera en Chile, por lo que el mercado local, si bien es tremendamente relevante, no es el único. Por el contrario, D&S no tiene presencia internacional y la fusión era su oportunidad para expandirse.

Otro motivo que destacan los expertos es que Falabella le habría permitido a D&S mejorar los márgenes de su gestión financiera -CMR acumula una larga experiencia en otorgar créditos a clientes de multitiendas-, lo cual ha constituido una búsqueda constante del supermercadista. Cabe recordar que antes de que se anunciara la fusión, D&S negociaba una alianza estratégica con el banco español BBVA para que éste se hiciera cargo de la operación de la tarjeta Presto.

Un tercer elemento que destacan en el mercado es que Falabella le habría permitido a D&S expandirse a otras líneas de negocios, más allá de los supermercados, como es el caso de Cencosud que es dueño de Paris, Easy y Jumbo (además de Santa Isabel). Para Falabella, esto último no constituye una gran pérdida, pues opera Tottus.

www.economiaynegocios.cl