sábado, 23 de febrero de 2008

Carlos Heller: “Creo que Falabella debe seguir su camino de expansión sola”

Director de la firma anticipa baja opción de lograr fusión con d&S
Juan Benavides anunció además que retomarán el crecimiento de Tottus con una serie de inauguraciones este año.


A veinte días de que venza el plazo para que Falabella y D&S puedan acudir a presentar un Recurso de Queja ante la Corte Suprema-con el fin de lograr la fusión de sus operaciones- las probabilidades de que los directores decidan tomar esa vía se han ido desvaneciendo.

Al menos así piensan algunos accionistas del holding de la familia Solari. Ayer Carlos Heller, director de Falabella e hijo de Liliana Solari, confirmó que la firma en el directorio del próximo martes 26 de febrero se podría optar por desistir de la fusión con la supermercadista de la familia Ibáñez.

“Creo que es difícil revertir el fallo, porque fue muy categórico y la posibilidad que sea revertido en los tribunales son muy mínimas, así que creo que debemos ver qué hacemos”, advirtió y luego agregó que “no nos hemos juntado aún como directorio, pero lo haremos la próxima semana, pero creo que Falabella debe seguir su expansión individual”, dijo el ejecutivo, que además es uno de los empresarios que lidera el proyecto Azul Azul.

La decisión, trascendió, podría ser compartida por otros directores quienes considerarían que el traumático período de espera del fallo del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y su contundente negativa dictada el 31 de enero no fue beneficioso para la firma.



Reactivan Tottus

A las palabras de Heller se añadió la decisión de retomar el programa de crecimiento del retailer, que incluye iniciativas supermercadistas a través de sus formatos Tottus y San Francisco.

Así por lo menos lo comentó el gerente general corporativo de Falabella, Juan Benavides, quien aseguró que habrá una serie de inauguraciones para esta cadena hacia fines de 2008.

“Vamos a revisar las cifras porque varios de los proyectos estaban detenidos, debido a la petición que tuvo la Fiscalía Nacional Económica (FNE), la que solicitó vender toda la cadena, por lo cual no queríamos en un momento dado entregar locales que estuvieran a medio construir; era lo más absurdo”, indicó Benavides.

Dicha revisión se hará durante las dos semanas siguientes, e implican la reactivación del plan que estuvo congelado durante los meses que duró la consulta que presentaron D&S y Falabella al TDLC. “Por ello dejamos parado este proceso y ahora estamos revisando. Probablemente las aperturas que se hagan serán a fin de año”, agregó.

Y dentro de esos planes estaría el terreno que Rentas Falabella puso en remate en Viña del Mar, donde antes operaba Ambrosoli.

El holding tenía contemplado allí construir un hipermercado, pero en medio del proceso de fusión puso en remate el paño, lo cual podría cancelarse.

“No hay una decisión tomada al respecto, pero los próximos días iremos al grano en ello, porque se retoma después de vacaciones una serie de proyectos que estaban a la espera”, acotó el máximo ejecutivo de la empresa.

Benavides añadió que “vamos a seguir con nuestro camino, entrando muy fuerte en los supermercados, ya que nos interesa mucho el supermercadismo en Chile, como también expandirnos en la región”.

www.diariofinanciero.cl