martes, 22 de septiembre de 2009

Más sensaciones en la experiencia McCafé (Argentina)


Los 62 locales de McCafé de la Argentina han sido ambientados musicalmente para maximizar la experiencia de confort de los miles de clientes que visitan este tradicional segmento de McDonald’s, diseñado como un espacio calmo y agradable, en el que se puede disfrutar de productos de elaboración artesanal acompañados por infusiones y sabores de primera calidad.

Arcos Dorados eligió para el desarrollo multisensorial de los McCafé a DMX, una empresa pionera en este ámbito y en generar experiencias únicas a través de música, videos, mensajes y aromas.

“Nos interesó sumarnos a esta tendencia del marketing sensorial, ya que valoramos el desarrollo de los sentidos de nuestros clientes en la experiencia McCafé. DMX nos ofrece una excelente herramienta para potenciar la conexión con los clientes y lograr que ellos tengan una buen experiencia en los locales”, explicó el director General de McDonald’s Argentina, José Valledor.

“Ofrecemos una programación musical con un software adaptado a los diversos períodos por los que atraviesan los McCafé, ya sea por la afluencia de público o por los diversos perfiles de nuestros clientes”, agregó Valledor.

La programación tendrá un total de 12 estilos musicales seleccionados de acuerdo a cada ambiente. En algunos casos, incluida la zona principal de los McDonald´s, el tipo elegido es Familiar Favorites, 80s Hits, Hit Sweep, entre otros. En tanto que para el área de McCafe y Playland, se escucharán estilos más segmentados como Urbano, Club 12, Got Kidsy Metro Blend.

“El proyecto McDonald’s presentó dos desafíos fundamentales: en primer lugar poder satisfacer a la enorme cantidad de públicos diferentes según el horario y en segundo lugar, el poder brindar una experiencia musical satisfactoria según el tipo de consumidor”, destacó Paula Fernández Larravide por DMX.

DMX se ha especializado en el marketing de sensaciones- ciencia que apela a crear experiencias sensoriales con la vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato. Esta disciplina puede usarse para el desarrollo de una marca, añadir valor a los productos, motivar a los clientes, aumentar su permanencia en los locales y lograr una experiencia distinta del consumidor con la marca.