martes, 29 de septiembre de 2009

Las cadenas de distribución reestructuran sus costos (internacional)

Las grandes cadenas de distribución de todo el mundo, como Walmart, Carrefour, Tesco y Metro, apuestan por una estrategia centrada en la reducción de costos, para amortiguar la disminución de las ventas que experimentan en algunos segmentos de sus negocios.
No obstante, la debilidad del consumo y la feroz competencia que existe en el sector, no parecen afectar sus márgenes globales de rentabilidad, según un artículo publicado en Alimarket.
En 2008, las 10 primeras distribuidoras a nivel mundial obtuvieron unas ventas netas de alrededor de USD 770.000 millones, un 3% más que en 2007.
Sólo los cinco primeros grupos mundiales -liderados por Wal-Mart- generan cerca del 70% del volumen final de negocio, lo que evidencia el elevado control que ejercen sobre este sector.
Para hacer frente a la situación, los distribuidores también recurren a la competitividad respecto a los precios, a programas de fidelización y a ajustes de gastos.
En el segundo trimestre de 2009, las ventas de Wal-Mart ascendieron a USD 100.082 millones. El mercado principal de esta distribuidora es Estados Unidos, donde concentra el 76% de su negocio.
Durante agosto último, Wal-Mart lideró la subida de la facturación de las cadenas de descuento, segmento que supone el 10,5% de su red comercial.
Asimismo, la cadena afianzó su participación en varios mercados, como el mexicano (concentra el 5% de su negocio), el inglés (8%) y el canadiense (4%).
A través de su filial Walmex, Wal-Mart se propuso inaugurar 270 nuevas unidades comerciales este año. Las ventas de Walmex también crecieron un 5,6% en agoto pasado.
En Estados Unidos, el gigante minorista planea abrir o ampliar entre 142 y 157 establecimientos entre 2009 y 2010.
Para Carrefour, en tanto, la segunda cadena de distribución a nivel mundial, la crisis global se hace sentir en sus hipermercados, que constituyen casi el 59% de su línea de negocio. Los mercados más perjudicados son los de Francia, España e Italia.
A nivel internacional, Carrefour obtuvo ganancias por USD 23.443 millones durante el segundo trimestre de 2009, es decir, un 1,2% menos que en el mismo período de 2008.
Para hacer frente a esta situación, los ejecutivos de la cadena procurarán recortar los costos hasta EUR 4.500 millones de aquí a 2012 y centralizar la administración de hipermercados. También apuestan por la conversión de tiendas y la racionalización de la logística.
En cuanto a Tesco, la tercera cadena a nivel mundial, registró un crecimiento en sus ventas del 12,6% en el primer trimestre de este año. En Asia fue donde obtuvo el mayor rendimiento de ventas: un crecimiento del 43,8%, gracias en parte al tipo de cambio.
En Gran Bretaña, la facturación de Tesco aumentó un 4,3%, sin contar la gasolina.
Mientras tanto, el grupo alemán Metro tuvo que enfrentar grandes dificultades en el segundo trimestre de 2009, porque sus ventas cayeron un 3,8%, a EUR 15.338 millones.
Alemania concentra el 39,2% de su volumen de negocio de Metro; Francia, el 6,7%; Polonia, el 6,2%; y España, el 5%.
Por último, las minoristas Costco y Kroger, también tuvieron una evolución negativa en la primera parte del año en el mercado estadounidense.
En el segundo trimestre, las ventas de Costco a superficie comparable disminuyeron un 3%, mientras que de forma global lo hicieron en un 1%, a USD 16.500 millones; y en el tercer trimestre cayeron un 5%, a USD 15.500 millones.
Los ingresos totales de Kroger descendieron un 2,2% en el segundo tercio del año, a USD 12.114 millones, frente a los USD 12.387 millones que había obtenido en 2008.
Fuente: Fis.com