martes, 30 de junio de 2009

Sentencian a Bernard Madoff, que usara el mismo sistema de CLAE

LE ESPERA LA CÁRCEL DE POR VIDA

Financista de Wall Street logró captar unos US$50 mil millones en EE.UU.
El 11 de diciembre, cuando hizo conocida la quiebra de su empresa y su fallido sistema piramidal, Bernard Madoff fue bautizado como el estafador de Wall Street. Han pasado siete meses desde que miles de personas dependientes de su sistema financiero vieron desaparecer sus ahorros por 50.000 millones de dólares. Siete meses que esperaron todos aquellos que fueron estafados para escuchar la sentencia que ayer pronunciara la Corte de Manhattan, luego de que Bernard Madoff se declarara culpable de los once cargos por los que se le acusaba. Entre esos delitos figuraban los de fraude con acciones, fraude en asesoría financiera, correo fraudulento, fraude electrónico y tres cargos de lavado de activos. La esperada sentencia se resumió en 150 años de prisión para el estafador de 71 años.
Con esta confesión de culpa, el viejo Madoff no solo renunció a la posibilidad de un largo juicio, sino que les dejó a cientos de personas un pequeño sabor a justicia, por más que la gran mayoría de ellas no podrá recuperar el dinero que confió en manos de quien les ofrecía intereses superiores al 10%.
HISTORIA CONOCIDALlamar la atención de la gente ofreciendo altos intereses, y esconder con esta fachada un sistema piramidal que se desmorona como un castillo de arena con la marea alta no es algo nuevo.
El sistema piramidal tiene una antigüedad de 100 años aproximadamente y consiste en pagar altos intereses a los clientes antiguos con el dinero que va entrando de los nuevos afiliados. Se representaría como una pirámide invertida, donde el primer inversor se encontraría en la base de esta estructura. El problema es que si dejan de entrar nuevos clientes, la pirámide se derrumba con más rapidez.
Esta historia, sin duda, nos es conocida. Y es que los peruanos la conocimos hace 16 años con lo sucedido con el Centro Latinoamericano de Asesoría Empresarial, más conocido como CLAE o la mayor estafa que recuerde el Perú. Aunque son abismales las diferencias entre la cantidad de dinero invertido en Madoff y en CLAE, también fueron cientos de miles las familias estafadas que clamaban por recuperar su dinero y porque se haga justicia. Sin embargo, muchas no vieron ni lo uno ni lo otro.
Mientras Bernard Madoff ha sido sentenciado a 150 años de prisión y la justicia no le perdió el rastro desde que se supo de la estafa, Carlos Manrique, administrador de CLAE, estuvo prófugo dos años y pasó en prisión solo seis años. Por si fuera poco, tuvo la suerte de salir y seguir estafando gente, pero esa es otra historia. Así, mientras CLAE estafó sobre todo a gente de bajos recursos que veía en su sistema la mejor manera de multiplicar su dinero, Madoff captó desde sus inicios, en 1960, el capital de personas adineradas.
CASUALIDAD Y CAUSALIDADLa caída de Madoff se produjo a causa de la crisis financiera, pues esta provocó que entraran cada vez menos clientes y que Madoff tuviera que hacer frente a los pagos de quienes querían recuperar su capital, un dinero que ya se había evaporado en el pago a otros que se fueron antes. En cambio, CLAE cayó cuando la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) la intervino.
Y es que CLAE no estaba regulada por la SBS, y actuaba más bien como una entidad financiera clandestina. Al ser detectada, la SBS intervino antes de que la pirámide fuese más grande y el efecto de su caída fuese mayor. Madoff, por su parte, sí era regulada por los sistemas financieros de Estados Unidos, aunque a estas alturas de la historia es fácil de deducir que los reportes que entregaba eran falsos.
Si en 1993 pensamos que la estafa de CLAE era el tipo de cosas que solo podían pasar en el Perú, el tiempo nos ha demostrado, 16 años después, que no es así. Claro, no es motivo para alegrarse.

www.elcomercio.com.pe