martes, 30 de junio de 2009

Evalúan venta de General Motors

EN MANOS DEL PODER JUDICIAL DE EE.UU.

La automotriz quiere transferir sus bienes a nueva organización que no arrastrará deudas
CHICAGO [AFP] General Motors enfrenta hoy una audiencia judicial clave sobre su proceso de quiebra, en la cual presentará un plan para vender la mayor parte de sus bienes a una nueva empresa que no arrastrará deudas y será respaldada por dinero del Gobierno Estadounidense.
El juez Robert Gerber ha fallado hasta ahora en favor del gigante del sector automotor en todas las decisiones que tuvo que tomar desde que General Motors (GM) se acogiera a la ley de protección de quiebras el 1 de junio.
Otra señal alentadora es la rápida salida de la quiebra que logró Chrysler. “Esperamos lanzar la nueva compañía tan pronto como sea posible, una vez que la venta sea aprobada”, dijo la portavoz de GM, Julie Gibson, que prefirió no especular sobre cuánto tiempo se necesitará.
La automotriz logró salvar un obstáculo importante antes de la audiencia al aceptar, por la presión política, su responsabilidad por defectos de sus productos.
Las únicas objeciones que restan resolverse son las de un grupo de distribuidores en la zona de Detroit, con los cuales GM planea llegar a algún tipo de acuerdo.
La compañía anunció ayer que abandona su participación en la planta ensambladora que operaba junto con la japonesa Toyota.
La producción de vehículos en la enorme planta New United Motor de California cesará en agosto. Así, el resto de las objeciones serían desestimadas por el juez, dijo John Pottow, especialista en legislación sobre bancarrota de la Escuela de Leyes de la Universidad de Michigan. “La audiencia no se extenderá más de un día o dos”, especuló. “Entonces, el juez decidirá si la venta va en el interés de sus acreedores, y dirá que sí”. Una vez que el juez apruebe la venta, se necesitarán varios días o posiblemente unas semanas para que se concrete, aseguró Pottow.

www.elcomercio.com.pe