martes, 16 de junio de 2009

El dólar en la mira del BRIC

Veronica Smink
BBC Mundo, Cono Sur
Las cuatro mayores economías emergentes del mundo, Brasil, Rusia, India y China -que integran el llamado grupo BRIC- demandaron este martes un sistema de divisas más diversificado, estable y predecible.

Ése fue el principal reclamo del grupo al cabo de su primera cumbre, realizada en la ciudad rusa de Ekaterimburgo.
La declaración, firmada por los presidentes de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva; China, Hu Jintao; Rusia, Dimitry Medvedev; y el primer ministro de India, Manmoham Singh, apunta contra el dólar estadounidense, la principal divisa de reserva del mundo.
Según los líderes del BRIC, la moneda no está cumpliendo su función como referente mundial y es en parte responsable por la inestabilidad económica global.
El presidente ruso, cuyo país ostenta la tercera mayor reserva de divisas del planeta, sugirió que los países refuercen sus monedas con la compra mutua de bonos nacionales, en lugar de bonos estadounidenses.
El anuncio del BRIC supone un espaldarazo a la política financiera de Brasil, que propone prescindir del dólar en el comercio internacional.
Brasil y China
Durante el encuentro, el presidente Lula ratificó que respalda la eliminación de esta moneda en el comercio bilateral con su principal socio comercial, China.
"Si se llega a la conclusión de que es posible (eliminar parcialmente el dólar) lo vamos a adoptar", le declaró al canal Globo News.
"Como Brasil adopta el cambio fluctuante y no tiene la máquina de producir dólares, en el momento en que los empresarios perciban que el dólar está muy caro, que está faltando en el mercado, ellos pueden exportar en nuestra moneda y en la moneda china", sugirió.
El mandatario aclaró, no obstante, que la sustitución del dólar por el real y el yen debe ser analizada por los bancos centrales y los Ministerios de Economía de ambos países, y reconoció que estos procesos "demoran mucho".
Prueba con Argentina
La propuesta de reemplazar el dólar por las monedas locales ya está siendo llevada a la práctica por Brasil en el ámbito del Mercosur.

El gigante sudamericano y su principal socio comercial regional, Argentina, realizan desde 2008 parte de su comercio bilateral en reales y pesos.
Según datos confirmados a BBC Mundo por el Banco Central de Argentina (BCRA), el llamado Sistema de Pagos en Monedas Locales (SML) permitió entre octubre y mayo realizar un intercambio por valor de US$47 millones.
El esquema tiene además una ventaja, ya que permite ahorrar el 3% del total de la operación en costos de transacción tanto financieros como administrativos.
Sin embargo, hasta el momento, sólo el 3% del comercio entre los vecinos fue realizado en sus divisas locales.
El ministro de Haciendo de Brasil, Guido Mantega, le dijo a la BBC que ese porcentaje tan bajo se debe a la novedad del mecanismo.
"Nos tenemos que adaptar, pero la tendencia es que crecerá", señaló.
Los datos del BCRA parecen ratificar esa percepción, ya que hasta el momento la mayoría de las transacciones han sido por cifras menores a los US$30.000, algo que -según los analistas- se debería a que muchas compañías prueban el funcionamiento del SML con operaciones pequeñas.
Detractores
Pero no todos confían en poder sustituir el esquema actual.
"Estamos lejos de encontrar una alternativa al dólar", le aseguró a la BBC Andrew Wilson, del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales.
"La idea de una moneda distinta parece responder, por ahora, a una retórica populista antiestadounidense. Se está jugando para las audiencias de los países emergentes", opinó.
Otros reclamos
Durante su primera cumbre, los integrantes del BRIC también exigieron un mecanismo más democrático y transparente de la toma de decisiones en las organizaciones financieras multilaterales.
Además, pidieron que las economías en desarrollo tuvieran un mayor papel en esos organismos.
Los países del BRIC representan un cuarto de la superficie terrestre del planeta y concentran cerca del 40% de la población mundial.
En la actualidad, generan el 14,6% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, pero -según algunos analistas-, en dos décadas podrían rebasar a las economías más ricas.

http://www.bbc.co.uk