jueves, 30 de abril de 2009

Los cerdos se van a la congeladora

Los porcicultores mexicanos evalúan almacenar parte de su producción ante la caída de la demanda; debido al efecto de la influenza, almacenarán hasta 100,000 toneladas en los próximos meses.

Por: Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — Ante el significativo descenso en el consumo de carne de cerdo en el país, más de 7,000 productores porcicultores del país podrían almacenar su producción de un millón de cerdos mensuales para no alterar el flujo de la cadena productiva, evitar la especulación de obradores y mantener el precio de sus productos.

"Estamos proponiendo al gobierno que lo que se ofrece, pero que no se demanda, se almacene para continuar con el proceso productivo desde el sacrificio", dijo Mario Quintanilla, presidente nacional de la Organización Nacional de Porcicultura (Onapor).


Entre el lunes y jueves de esta semana, la demanda de carne de cerdo cayó 30% en todo el país, y un 80% tan sólo en el Distrito Federal, el principal centro de consumo de este producto.


El impacto en el consumo ha sido consecuencia de que la epidemia ha sido también nombrada como influenza porcina, aunque la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha recalcado que el virus H1N1 no es transmitida por los puercos, y sólo se contagia de un humano a otro.


"El manejo inicial de las autoridades y de los medios detonó que el problema epidemiológico que confrontaba la población mexicana provenía del manejo del cerdo y estaba asociado al consumo de carne de cerdo. Para el sector de la porcicultura nacional, se provocó un detrimento respecto del consumo de la carne de cerdo" , señaló Enrique Ávila Segura presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos.


De continuar este bajo comportamiento en la demanda los porcicultores prevén dejar de importar carne proveniente de Estados Unidos y almacenar hasta 100,000 toneladas de cerdo, de la producción nacional, los próximos tres meses.


"No sería tanto el cerdo que se almacenaría pues importamos casi 50% de la producción nacional", dijo Quintanilla.


Anualmente se consumen 1,600,000 toneladas de carne de cerdo, y se importan 400,000.


La medida, dice, sería una válvula de escape para evitar que se incrementen los inventarios, continuar con los sacrificios y dar salida a los 33,333 cerdos que producen semanalmente unos 7,000 porcicultores en el país.


"Le estamos dando liquidez al productor, es un soporte para que pignoren lo que no se consume", agregó.


Como consecuencia de ello el precio podría mantenerse estable y los obradores no podrían ejercer presión dejando de comprar producto. "Si algún obrador quiere presionar no comprando quedaría fuera de la jugada", afirmó Quintanilla.


La secretarías de Salud y de Agricultura han repetido en numerosas ocasiones que no es peligroso consumir la carne de cerdo, sin embargo, el temor de la gente ha sido más fuerte.


El nuevo virus es una cepa que tienen componentes de influenza porcina, aviar y humana, pero las autoridades han descartado que pueda contagiarse por consumir carne de cerdo.

http://www.cnnexpansion.com/