jueves, 16 de abril de 2009

Las calles de Chile sienten la crisis

Veronica Smink
BBC Mundo, Cono Sur

A pesar de que muchos economistas consideran a Chile uno de los países mejor preparados para enfrentar la crisis económica mundial, el país gobernado por Michelle Bachelet sintió este jueves los temblores del flagelo que afecta al globo.

El CUT amenazó con más protestas si es necesario.
Unos 12 mil trabajadores marcharon por las calles de la capital, Santiago, para protestar por el aumento en los despidos y para reclamar mayor protección social.
La huelga general fue convocada por el principal sindicato del país, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que acusó a los empresarios de escudarse de la crisis eliminando puestos de trabajo.
Según datos oficiales, la tasa de desempleo en Chile subió un 8,5% en el trimestre diciembre-febrero, una cifra que superó las expectativas de los analistas. En tanto la economía cayó un 3,9% en febrero, la caída más pronunciada en una década.
El presidente de la CUT, Arturo Martínez, también demandó "un sistema de seguridad social público" y la creación de una administradora de fondos de pensiones estatal, como solución a las pérdidas que han registrado las inversiones en el sistema privado obligatorio de pensiones del país.
"(Las protestas) van a seguir una y otra vez, hasta parar el abuso", advirtió el líder sindical durante la marcha, en la que se registraron algunos casos aislados de enfrentamientos con la policía.
Reservas que no alcanzan
El gobierno chileno acumuló reservas durante los años en los que se benefició por el alto precio del cobre y muchos expertos creían que esto podía resguardar al país de lo peor de la crisis.
Sin embargo el economista y empresario chileno César Barros afirmó a BBC Mundo que era imposible que el país no se viera afectado por lo que ocurría en el resto del mundo, ya que Chile exporta el 60% de sus productos.
Lo último que quieren los empresarios es despedir a gente, ya que en este país hacerlo es muy caro, porque se paga un mes por año de servicio
César Barros, economista y empresario
Por eso Barros, presidente de la Bolsa de Productos de Chile y de la Asociación de Productores de Salmones, considera que es injusta la acusación de los trabajadores.
"Lo último que quieren los empresarios es despedir a gente, ya que en este país hacerlo es muy caro, porque se paga un mes por año de servicio", señaló.
Pero consideró que "estamos frente a una recesión global y hay montones de sectores que han tenido pérdidas muy importantes de ventas y de producción" y por eso "es imposible mantener el mismo empleo que antes".
Barros aseguró que los empresarios están trabajando con el gobierno y los trabajadores para hacer que "el impacto sea mínimo para las familias chilenas".
Recesión
Varios analistas creen que debido a la crisis mundial, la economía chilena entrará en recesión en el primer semestre del año, algo que no ocurría en una década.
A principios de 2009, el gobierno lanzó un plan de estímulo económico por unos US$4.000 millones.
Y a comienzos de abril presentó una iniciativa que fomenta el crédito para las pequeñas y medianas empresas.

http://www.bbc.co.uk

No hay comentarios: