martes, 21 de abril de 2009

Hora de promover el comercio

En esta Época de crisis, el temor es que sigan cayendo nuestras exportaciones. la única arma sería el promover nuestra oferta en el mundo. Sin embargo, la promoción sería la parte más débil de la política comercial. En el mef estaría la respuesta para reforzar este tema.
Por: Marienella Ortiz

La crisis internacional arrastró a todos, incluyendo a las empresas exportadoras locales que hasta el primer semestre del 2008 registraban cifras de crecimiento de dos dígitos. Ahora que esa tendencia se ha revertido (entre enero y febrero las exportaciones cayeron más de 30%), mucho se habla de identificar nuevos mercados o nichos distintos a los usuales, a la par de seguir posicionando nuestra oferta y así desplazar a la de otros competidores.
Esas labores son parte de la promoción comercial que realiza el Estado y que, según los entrevistados para este artículo, es el punto flaco en las labores relacionadas con la política comercial del país.
La institución que ejerce las labores de promoción comercial es Prom-Perú que el año pasado sufrió un fuerte recorte presupuestal. Según el presidente de la Asociación de Exportadores (ÁDEX) y miembro del directorio de esa institución, José Luis Silva, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a cargo en ese entonces de Luis Valdivieso, redujo el presupuesto de la institución entre S/.5 millones y S/.7 millones.
“Esta es la época en que más se requiere de la promoción comercial para saber hacia dónde deben caminar las empresas. Lamentablemente, Prom-Perú no tiene suficientes recursos para cumplir sus funciones normales. El último recorte presupuestal fue totalmente contradictorio. El problema es que se afecten las exportaciones negativamente y se pierdan las capacidades productivas y logísticas de las empresas”, apuntó.
NO SOLO LOS TLCIgualmente, el ex viceministro de Comercio Exterior, Diego Calmet, considera que la labor del Gobierno en el campo comercial no termina en la negociación y vigencia de los acuerdos comerciales.
“Con todos los acuerdos negociados y en vigencia tenemos en cartera unos 1.000 millones de consumidores, muchos de ellos con capacidad adquisitiva bastante alta. Con esos mercados, el Perú tendría asegurado un gran campo de acción. Sin embargo, el tema de la promoción comercial no va a la par de esa apertura de mercados. Mientras que el Perú invierte en su labor de promoción comercial unos US$5 millones, Chile destina US$150 millones y Colombia US$35 millones”, resalta.
Además, está el problema permanente de profesionales que renuncian a la institución por los bajos salarios, con lo cual se pierde la especialización en este campo, agrega Silva.
Juan Carlos Mathews, ex director de promoción de exportaciones de Prom-Perú, refuerza esa idea: “El Perú no puede tener empresas que sean despachadoras de mercancías, que ponen la carga solamente en los buques. Deben conocer sus mercados, los nichos y demandas y para eso necesitan el apoyo del Estado.
Patricia Teullet, gerenta general de Cómex Perú, explica que los productos tradicionales (minerales, harina de pescado y otros) se mueven según la demanda mundial y allí no hay mucho por hacer. Sin embargo, en el caso de productos no tradicionales (agroindustrial o textiles), se requiere de una labor permanente para hacerlos conocidos o mantenerlos en vigencia. “Allí funciona la promoción comercial que también es acompañada por los gremios empresariales”, afirma.
Por ello, Mathews resalta que todo dinero que se destine a la promoción de nuestras exportaciones es claramente beneficioso para el país. “En cada cadena de algún producto exportado participan al menos 7,4 empresas, desde la materia prima, el etiquetado, embalaje, transporte y otros más”, recalca.
En esa línea, Calmet comenta que quienes requieren con mayor necesidad del Estado para orientarse en los mercados del mundo son las pequeñas y medianas empresas.
El problema con no buscar esa conexión entre las empresas y mercados nuevos gracias a los TLC, es que con el tiempo aparecerán las críticas por no haber traído mayores beneficios a la economía del país.
EN MANOS DEL MEFEn la actualidad, el presupuesto de Prom-Perú (sin incluir el área de turismo) no superaría los S/.20 millones. El último directorio de la institución, donde participan los gremios privados, tomó la decisión de solicitar oficialmente un incremento del presupuesto para este año al MEF.
José Luis Silva indica que se ha pedido una partida adicional de S/.14 millones para realizar acciones específicas de promoción comercial y que también incluyan las relacionadas al turismo. “Espero que el MEF sea mucho más proactivo en todo lo que se refiera a promover la venta de nuestros productos en el extranjero. Eso genera un círculo virtuoso”.
Consultado sobre el tema, el actual director de promoción de exportaciones de Prom-Perú, José Luis Chicoma, considera que existe en la actualidad una sintonía entre las necesidades de la institución y el MEF.
Parte de las labores que espera realizar este año con este dinero adicional es la de establecer antenas comerciales, es decir, tercerizar la elaboración de las investigaciones de inteligencia comercial en diferentes partes del mundo. De no contarse con el presupuesto adicional, indica que al menos se establecerán dos o tres antenas en este año.
“Estas antenas nos permitirán contratar a una persona por un monto fijo anual para reportes de inteligencia. Por ejemplo, en España, se espera tener tres antenas, que estarían en agro, pesca y acuicultura, y otra en textiles, confecciones y accesorios”, dice.
Afirmó que ya en la actualidad realizan muchos estudios de mercado, pero la idea es profundizar en esa información. “La demanda internacional ha bajado y frente a eso debemos acceder a nuevos nichos y tratar de desplazar a nuestros competidores. Tenemos que ser más agresivos”, reconoce Chicoma.
En conjunto, todos refieren que en esta época de crisis es necesario fortalecer nuestra presencia en nuevos mercados. De lo contrario, el resultado saltará a la vista: una mayor caída de nuestras exportaciones.
¿Lo evaluará así el MEF? ¿Nos queda tiempo?

www.elcomercio.com.pe