sábado, 18 de abril de 2009

Chile: La "tajada" de Ripley: Las apuestas por quién se quedará con el 16,5%

Emilio Maldonado Quevedo

El anuncio de que el ex presidente de Ripley, Marcelo Calderón, pondría a la venta parte o la totalidad de sus acciones en la compañía, con el fin de salvar la situación de Johnson's, hizo que el papel, durante marzo, acumulara un alza cercana al 20% sólo producto de la especulación.

Esta semana, la confirmación de que Calderón venderá el 16,5% de la multitienda -antes de noventa días-para obtener el crédito sindicado para Johnson's, puso en alerta al mercado.

Pese a que es poco frecuente que una compañía de este tipo salga a ofrecer un sexto de su propiedad, y que el monto bordearía los US$ 200 millones (acorde al precio actual de los títulos de la tienda de los Calderón), la coyuntura económica y la incógnita que rodea al proceso de venta del 16,5% de la tienda, han hecho que en las corredoras de bolsa se respire un ánimo de incertidumbre sobre esta operación y, sobre todo, con quién se lleve esta tajada de Ripley.

A ello se sumaría, según algunos analistas, el comportamiento de la empresa en el pasado. Si bien en el último año Ripley mostró una mejoría en sus resultados 2008, con un incremento del 6% en sus ingresos, y del 68% en su utilidad al cierre de año, la empresa siempre ha estado bajo la lupa del mercado.

"Si hablamos de consumo y perspectivas futuras, que nosotros creemos que no son las mejores, la verdad es que van a estar con resultados deteriorados. Si ves solamente desde el análisis de ratio, Ripley si bien no tiene el más alto nivel de endeudamiento en el sector, tienes un peligro. El peligro es que la generación de caja es la más acotada del retail, y pudiera existir, eventualmente, problemas a futuro para cubrir sus necesidades de deuda", explica la gerente de estudios de Tanner, Ximena García.

Este tema, como aseguran en la plaza y cercanos a la empresa, se está corrigiendo con la nueva administración, la cual busca fortalecer la operación de Chile, la que más ingresos aporta al grupo.



El precio justo

Por este tipo de razones, según la percepción de casi diez corredoras, lo más probable es que no se elija la venta disgregada de las acciones. Y de optarse por un solo paquete, como apuestan en el mercado, lo más probable es que sea la propia familia Calderón la que salga a comprar los títulos, descartando el ingreso de un nuevo socio a Ripley.

De darse la opción de que entre alguien nuevo, el precio actual de las acciones, es el justo según las corredoras.

Según la ejecutiva de Tanner, por mucho que la acción haya caído 50% durante 2008, y se haya recuperado un 6,2% en lo que va del año, las perspectivas económicas hacen que ninguna corredora valore en un mayor precio el papel de la tienda.

Es por ello que, como comentan en otra oficina, si Marcelo Calderón decide disgregar este paquete, la recomendación será "no comprar".



Los candidatos de siempre

Como aseguran en una de las mayores corredoras, aunque lo más lógico es que sea Alberto Calderón y sus hijos los que compren el 16,5% del ex presidente de Ripley, nombres como el clan Luksic, Álvaro Saieh o Southern Cross suenan como candidatos.

Respecto al primero, en todas las oficinas consultadas, descartan que sean los que compren Ripley. "Ellos van a querer tener el control y no van a querer repetir la experiencia que tuvieron en Paris", comentan en una de las asesoras financieras.

Aunque, replican en otra, no se descarta que, en paralelo, los Luksic estén negociando adquirir un porcentaje mayor, para así tener el control.

Para el caso del controlador de Corp-banca, quien ha debutado con fuerza en el retail con SMU, la apuesta vendría de la mano de ligar la tienda con los productos del supermercado.

La piedra de tope sería el enorme gasto de tiempo que ya tiene en consolidar la cadena de supermercados, dejando poco margen para Ripley.

Para Southern Cross, que ya tomó en el pasado las riendas de La Polar, un porcentaje como ese, señala un ejecutivo del sector, es poco probable. "Ellos no son pasivos con sus inversiones, así que esperar que se queden con sólo dos directores es poco lógico", relata esta fuente. Al igual que los Luksic, de querer entrar a Ripley, como comentan, debería estar negociando la compra de un paquete mayor al que vende Calderón.

www.df.cl