lunes, 15 de diciembre de 2008

Pérdida Desconocida. Aumenta el hurto en el sector retail


Por Paloma Pascual

En España las pérdidas por hurto en el sector retail ascienden a 2.510 millones de euros. Una cifra que representa el 1,31% de las ventas totales y supone un incremento del 2,3% respecto a 2007 (1,28% de la facturación).

Son datos del segundo “Barómetro Mundial del Hurto en Retail” , realizado por el Center For Retail Research y patrocinado por Checkpoint Systems, que reflejan el impacto de la pérdida desconocida en el sector minorista y el coste adicional que supone tanto para los consumidores como para el conjunto de la sociedad.

Impuesto oculto
En nuestro país cada familia debe asumir anualmente un pago de 195 euros por causa de la pérdida desconocida. Un “impuesto oculto” que se traduce en un gasto medio de 70 euros por persona y año.

Casi la mitad de la pérdida desconocida es atribuible a los hurtos de los clientes (49,6%) mientras que el 28,7% corresponde a los robos de los propios empleados. El resto se reparte entre hurtos de los proveedores (8,1%) y errores internos (13,6%). En total, los costes de la delincuencia ascienden a 2.169 millones de euros.

El año pasado el retail español invirtió 744 millones de euros en seguridad para paliar las mermas de la pérdida desconocida. En opinión de Mariano Tudela, director general de Checkpoint Systems para el Sur de Europa, la recesión económica está provocando una mayor presión sobre la pérdida desconocida. De hecho, se observa que este tipo de hurto está aumentando en los canales discount, donde se advierte un mayor gasto de las familias.

Costes mundiales
A nivel mundial, el Barómetro indica que las pérdidas de la distribución se elevaron a 71.165 millones de euros el año pasado, lo que representa un 1,34% del valor del sector. No obstante, mientras que el volumen experimentó un descenso marginal del 1,5% (1.016 millones de euros) respecto a 2007, el coste total de la delincuencia subió desde el último año, representando un aumento de 3.210 millones de euros para los minoristas
El robo generado por clientes, empleados y proveedores (sin incluir los errores internos), sumado a los costes de prevención de pérdidas, eleva el monto que se cobra la delincuencia a un total de 76.803 millones de euros, un 4,3% más que los 73.616 millones del pasado año.

Esta cantidad se traduce un pago adicional de 157 euros por familia o lo que es lo mismo en un gasto añadido de 48,50 euros, que debe afrontar cada uno de los ciudadanos de los 36 países en los que se ha llevado a cabo el estudio.


Hurto externo
El hurto es una lacra mundial que afecta a los minoristas de todo el planeta, pero sus métodos varían en cada zona. El hurto externo, que incluye pequeños hurtos y delincuencia organizada, sigue siendo el principal motivo de la pérdida desconocida en la mayoría de los países. Por esta vía se recauda más del 41% de la pérdida desconocida mundial (29.283 millones de euros), mientras que el hurto externo representa el 36,5% del total sustraído( 25.980 millones de euros). Por su parte, el robo de los proveedores y el fraude en la cadena de suministro equivalen al 5,8% del total (4.147 millones) y los errores internos y los fallos administrativos han sido los responsables del 16,5% de las pérdidas.

Sin embargo, se advierte que el hurto interno es la causa más importante de pérdida desconocida para los retailers norteamericanos y latinoamericanos (46,3% y 42%, respectivamente), mientras que el robo externo predomina en la región de Asia-Pacífico y en Europa (53,8% y 46,8%).


Mejor prevernir
La segunda edición del Barómetro del Hurto revela un dato sorprendente, “los minoristas en general no tomaron medidas específicas para proteger casi un tercio de los cincuenta artículos con mayor índice de hurto en sus líneas de productos”, aunque las empresas aseguran que invierten cada vez más en seguridad.

El gasto en prevención de pérdidas a nivel mundial se sitúa en 17.345 millones de euros (0,33% de las ventas minoristas), lo que supone una leve reducción (0,35%) respecto al año pasado (-0,35%).

La protección electrónica de artículos (EAS) se ha convertido en el método más utilizado para proteger productos con elevado índice de robo (38,3%). Otros de los sistemas que se emplean en distribución son keepers/seguros; exposición en vitrinas o expositores cerrados; cables y lazos de alarma; cajas vacías y sistemas de vales.

Las tiendas blindan su oferta, pero los “ladrones” roban lo mismo en todo el mundo.

Es significativa la coincidencia entre los productos preferidos por los delincuentes. Independientemente del país en que operen se decantan por cuchillas de afeitar y productos para el afeitado; cosméticos y cremas; faciales y perfumes; alcohol; cárnicos frescos; alimentos tipo gourmet; leche para bebés; CD y DVD; moda; juegos electrónicos; teléfonos móviles y relojes. Asimismo, cabe destacar que los artículos con mayor aceptación, como los juegos electrónicos y DVD, alcanzan niveles de pérdidas de hasta el 8%

www.distribucionactualidad.com