miércoles, 26 de noviembre de 2008

Europa anuncia su plan de rescate

Redacción BBC Mundo

La Comisión Europea hizo público este miércoles su plan de rescate de la economía que contará con una inyección de US$260.000 millones, lo que representa el 1,5% del Producto Interno Bruto.

El principal objetivo del plan es salvar millones de empleos en la región, tal y como lo explicó en una rueda de prensa el presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, quien lo definió además como "oportuno, provisional y objetivo".

De acuerdo con Barroso, la mayor parte del dinero (US$220.279 millones) deberá ser aportado por los 27 países que integran de la comunidad, mientras que la cantidad restante saldrá de "las acciones que tome la Unión Europea".


El editor para Europa de la BBC, Mark Mardell, explicó que el motivo por el cual la mayor parte de esta inyección vendrá de los miembros se debe a que la Comisión "no tiene mucho dinero para gastar".

Por lo que cada gobierno deberá cumplir con la cuota a partir de "una combinación de recorte de impuestos e inversión en industrias específicas", agregó Mardell.

El Presidente de la Comisión resaltó la importancia de que los estados trabajen en conjunto durante este período de "crisis excepcional".

"Las medidas que cada país introduzca no deben ser idénticas, pero necesitan ser coordinadas", agregó Barroso. "Es la mejor manera de restaurar la confianza en los ciudadanos y así contrarrestar los temores de una larga y profunda recesión".

Acuerdo de todos

Para la Comisión Europea, la mayor parte del paquete debe ser implementada en 2009 dejando algunas medidas para el 2010.

No obstante, para que el programa entre en vigencia debe ser aprobado en la Cumbre de la Unión Europea que se celebrará en diciembre.

La posición de Francia y Alemania será crucial entonces para que el proyecto salga adelante, debido a que tradicionalmente la postura de estos países ha marcado el rumbo de la comunidad.

Si bien la canciller alemana Angela Merkel ya ha dejado claro su desacuerdo en cualquier plan que implique poner más dinero en la comunidad, el presidente Barroso se mostró optimista en que el acuerdo será firmado.

Barroso adelantó que ha estado en contacto con los países miembro y que un consenso estaba emergiendo. "Creo que este paquete recibirá un gran apoyo".

Varios países de la eurozona, como Alemania, España, Francia o el Reino Unido, ya han anunciado medidas para estimular sus economías, que incluyen inyecciones multimillonarias de dinero en industrias clave (como la automovilística) y reducción de impuestos.

Al respecto, Barroso dijo que estos planes formaban parte de proyecto de rescate que anunció este miércoles la Comisión.