viernes, 28 de noviembre de 2008

Chile: Ripley concreta fuerte ajuste de personal por caída de consumo

Una fuerte reducción de personal, que al menos contempla 336 personas, realizará Ripley durante los próximos días a raíz del impacto que ha tenido la crisis financiera internacional en el consumo y sus ventas.

Según fuentes de la empresa, hace unos tres meses, los gerentes de las 40 tiendas que posee la firma a nivel local recibieron un listado con los diez vendedores con peor rendimiento de cada uno de estos locales.

La evaluación, precisaron al interior de la firma, pasó por indicadores como volúmenes de ventas, inasistencias reiterativas por licencias, entre otros.

Formalización de despidos

Los datos despachados desde la casa matriz de la multitienda fueron contrastados con los que se manejaban en cada uno de los locales, de manera de chequear que las personas que serían despedidas continuaran trabajando en la compañía o que no tuvieran algún tipo de fuero.

Todo este proceso se realizó sin que existiera una fecha determinada para formalizar los despidos. Recién la semana pasada los gerentes de tiendas recibieron la indicación de efectuar las desvinculaciones a comienzos de diciembre.

Este drástico ajuste también se explica como una forma de precaución por parte de la empresa ante el inicio del pago de la semana corrida en 2009.

Al interior de la multitienda señalaron que, de manternese la actual dotación, la nueva normativa implicaría un gasto “desmedido” en remuneraciones.

Los funcionarios ya están al tanto de la decisión adoptada por la empresa. El presidente de la Federación de Trabajadores de Ripley, Leandro Cortez, aclaró que “estamos tratando de negociar para que la gente que desde antes tenía intenciones de salir de la empresa aproveche esta situación”.

Cortez agregó que la dirigencia sindical espera que al menos la mitad de quienes salgan de la empresa sea gente que haya solicitado la desvinculación.

Fuentes al tanto del proceso aseguraron que, de las 336 personas (representan un 2,8% del total de empleados de la compañía en Chile) que abandonarán la firma en los próximos días, de las cuales varias ya han sido notificadas, 138 se acogerán a retiro voluntario. Los 198 restantes saldrán por mal desempeño.

“Esa proporción de-
muestra la buena disposición de ambas partes para llegar a un acuerdo”, señalaron.

Ripley ya decidió que no abrirá nuevos locales en nuestro país durante 2009. Originalmente serían tres, pero la compañía esperará a que amaine la crisis para retomar el ritmo acostumbrado de aperturas.

Al tercer trimestre, Ripley fue desplazada por Paris en el segundo lugar del mercado de multitiendas. La empresa quiere privilegiar su alianza con Mall Plaza y Falabella en Perú, incluso sobre la expansión contemplada junto a Palacio de Hierro en México, que se encuentra también en stand by.

www.df.cl