domingo, 20 de julio de 2008

Perú dice que CAN no es viable

El Gobierno Peruano consideró que el proyecto de un mercado común para el que fue concebida la Comunidad Andina (CAN) no es viable, por lo que el bloque más antiguo de la región deberá plantearse algunas redefiniciones, dijo ayer el canciller peruano, José Antonio García Belaunde.

La CAN, fundada en 1969 e integrada por Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú, ha experimentado serias diferencias comerciales entre sus miembros en los últimos dos años, lo que ha echado sombras sobre su vigencia como mecanismo de integración regional.

El bloque andino negocia actualmente un acuerdo de cooperación y comercio con la Unión Europea (UE), que se ha visto trabado por los constantes desacuerdos entre sus integrantes.

"Sería remar contra la corriente insistir en lo contrario, insistir en que no ha pasado nada y que podemos seguir avanzando hacia el mercado común, eso sería remar contra la corriente", dijo el canciller.

García Belaunde explicó que si bien la CAN ya actúa como una zona de libre comercio de bienes, "no va ir más allá" en profundizar sus aspectos económicos y comerciales.

"Creo que la CAN tiene que asumir una agenda que privilegie la integración física, que privilegie temas de integración fronteriza y desarrollo social pero que asuma que no están las condiciones dadas para formar el mercado común para el cual fue prevista", agregó.

A fines de junio, la UE suspendió una ronda de conversaciones con la CAN argumentando falta de consenso entre sus miembros en temas de comercio, desarrollo sostenible y propiedad intelectual.


Negociaciones. Ecuador y Bolivia, que siempre han pedido respetar las asimetrías de las naciones andinas, no han logrado acuerdos en las negociaciones, debido a que sus posiciones resaltan las políticas nacionalistas de sus respectivos Gobiernos.

Colombia y Perú, por su parte, han avanzado con mayor rapidez en las discusiones tras negociar acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, hecho que no agrada a sus socios andinos.

"No queremos excluir a nadie, lo que no queremos es ser rehenes de quienes no quieren el acuerdo (...) No estamos en contra de nadie, estamos a favor de tener un acuerdo", afirmó el ministro.

Por otra parte, el canciller sostuvo que quedó superado un reciente incidente diplomático con Bolivia, país con el que espera retomar el curso normal de la relación bilateral. "No hay ningún tema de conflicto, hay percepciones distintas, proyectos de desarrollo diferentes pero no contenciosos bilaterales", expresó.

Las relaciones entre ambos países llegaron a un punto crítico a fines de junio, cuando el embajador peruano en La Paz fue llamado a consulta tras una serie de declaraciones del presidente boliviano, Evo Morales, que fueron consideradas como una injerencia en asuntos internos del Perú.

http://beta.americaeconomia.com