jueves, 17 de julio de 2008

Centros comerciales han elevado el estándar de vida en el norte del país

INVESTIGACIÓN ABARCÓ TRUJILLO Y CHICLAYO

Estudio de consultora Conecta evidencia que crédito, empleo, turismo y marcas han mejorado
Desde mediados del 2007, la llegada de complejos comerciales parece haber transformado la cara del norte del Perú. Así lo confirmó ayer Hernán Chaparro, director ejecutivo de la consultora Conecta Asociados, durante su presentación en el VII Congreso Anual de Márketing, organizado por Seminarium.


Chaparro explicó que los habitantes de Trujillo (La Libertad) y Chiclayo (Lambayeque) han elevado su calidad de vida y consumo a partir de la llegada del 'retail' (ventas minoristas) moderno, representado por centros comerciales como el Real Plaza (Trujillo y Chiclayo) y Aventura Plaza (Trujillo), entre otros.

"Ha habido un impacto positivo. Los norteños disfrutan de centros comerciales como los que veían por las películas o en Lima. Este hecho ha incrementado el acceso al crédito, las opciones de entretenimiento, el estándar de atención al cliente y la calidad de los productos", afirmó.


El estudio, hecho en Chiclayo y Trujillo a través de 'focus groups' (grupos de enfoque) y encuestas a más de 660 personas, señala que la población entre 18 y 30 años percibe el crecimiento de la economía de ambas capitales norteñas. Así, el 36% de los pobladores de los niveles socioeconómicos A/B de ambas ciudades señaló que siente una mejora económica en los últimos tres años; mientras en el C esta cifra es de 40%, y de 26% en el D. "La mejora no llega a los niveles más bajos de la pirámide", dijo Chaparro.


Sobre lo que explica este progreso, el 98% de los trujillanos señaló que se debe a la llegada del 'retail' moderno, mientras que el 100% de chiclayanos indicó el mismo motivo. "El reto para los 'retailers' está en desarrollar nuevas plataformas para llegar a los consumidores del nivel D".


El estudio revela que con los centros comerciales se han incrementado los centros de recreación (cines y esparcimiento), así también hay mejores ofertas de empleo, precios y crédito. En Trujillo, el 93% cree que hay más personas que poseen una tarjeta de crédito, mientras que en Chiclayo, el 90% cree lo mismo. En Trujillo, el 59% de los entrevistados del nivel A/B posee una tarjeta de crédito, mientras que en Chiclayo, un 36%.




MÁS ALLÁ DEL 'RETAIL'
Contradictoriamente, los habitantes de Trujillo, ciudad más industrializada que Chiclayo, sienten un mayor desarrollo en los distritos alejados de los centros comerciales, como el centro de la ciudad y El Porvenir, zona donde está localizada la industria de calzado.


Asimismo, los pobladores del norte indican que hay más microempresarios, actividad agroindustrial, turismo, construcción, y más personas que gastan y compran.


Respecto del desarrollo de marcas, Conecta reseña que 92% de trujillanos percibe más variedad, frente a un 99% de chiclayanos. Asimismo, un 58% de trujillanos señala sentirse mejor con productos de marca, versus un 66% de chiclayanos.

CLAVES
"¡Guau! Lo que solo veía en Lima", dijo un entrevistado de los 'focus groups' sobre su impresión al ver el Real Plaza.
"Al verlo te sientes superior. Si puede ir una persona que tiene dinero y yo puedo entrar, te sientes bien", dijo otro entrevistado.
Hernán Chaparro señaló que estas reacciones fueron muy similares a las que tuvieron los pobladores de Lima Norte respecto del Megaplaza.

No hay comentarios: