sábado, 14 de junio de 2008

Bruselas pide más transparencia para luchar contra la especulación en el petróleo

La primera gran protesta ante la crisis
El mercado de materias primas recibe 45.500 millones en el primer trimestre
ANDREU MISSÉ - Bruselas - 15/06/2008

Bruselas pide más transparencia y datos fiables sobre los stocks de petróleo para evitar que la especulación genere un mayor encarecimiento del crudo. La Comisión Europea señala en una comunicación que, aunque el precio del crudo ha aumentado por los cambios entre la producción y el consumo, "otros factores han acentuado la tendencia de los precios".

El documento afirma que durante el primer trimestre del año la inyección de dinero en los mercados de materias primas superó los 70.000 millones de dólares (45.553 millones de euros). Esta cantidad procedía de inversores en busca de alternativas en momentos de turbulencias en los mercados financieros.

Bruselas estima que una "mayor transparencia, y una publicación más frecuente y fiable de los datos sobre las existencias comerciales de petróleo podría ayudar a reducir la volatilidad", es decir, en lenguaje comprensible, la especulación. La información sobre los stocks petrolíferos en Europa es muy deficiente, lo que facilita la manipulación de precios en un momento en que la tendencia alcista está garantizada, según numerosos analistas.

A finales de mayo, el barril de brent se comercializaba a 132 dólares, el doble de hace un año. El borrador de la comunicación recoge previsiones de analistas que apuntaban que los precios pueden alcanzar "los 150 dólares por barril en los próximos meses, y un precio de 200 dólares es posible para fin de año".

En Estados Unidos, las autoridades responsables de la energía publican cada semana los datos sobre las reservas totales existentes de crudo, gasolina y otros derivados. "Los mercados y los inversores esperan con mucho interés estos datos", señala una fuente comunitaria. "Si no tienes esta información", añade, "el mercado es mucho más ineficiente y facilita la especulación".

La especulación sobre materias primas y crudo se ha generalizado en todo el mundo. Durante los últimos cinco años, la demanda de especuladores en el mercado de futuros de petróleo han aumentado en 848 millones de barriles, casi igual que los 920 millones de subida de la demanda en China, según el Departamento de Energía de EE UU.

Las inversiones colocadas en índices de materias primas han pasado de 13.000 millones de dólares a finales de 2003 a 260.000 millones el pasado marzo. Las informaciones que han trascendido apuntan que la especulación puede encarecer el petróleo hasta 35 dólares por barril. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) también ha constatado el impacto de la especulación en la subida de los precios. "En 2003", señala un reciente informe, "las posiciones por encima de los 30 dólares por barril, eran extensamente mencionadas como especulativas e irracionales".

El espectacular incremento de los precios ha ido en paralelo al aumento de los beneficios de las petroleras. El documento comunitario recoge que la imposición de impuestos especiales sobre estos beneficios imprevistos "es una opción que está siendo considerada por algunos Estados miembros". Ciertos países como Noruega y el Reino Unido ya aplican impuestos específicos sobre los beneficios de gasistas y petroleras.

El desajuste creciente entre la oferta y la demanda inquieta cada vez más. El comisario de Energía, Andris Piebalgs, señala: "La crisis de 1970 se produjo por una diferencia entre oferta y demanda del petróleo de sólo el 5%, mientras que ahora el diferencial podría aumentar a un 4% anual, alcanzando el 20% en cinco años".

www.elpais.com