martes, 19 de febrero de 2008

Cassinelli aún apuesta por crecimiento en Lima

Mon, 18 Feb 2008 19:53:00 +0000
Si bien son conscientes del poder de consumo en provincias, prefieren dar este paso de expansión en el 2009.

Toda una cadena virtuosa se ha generado alrededor del ‘boom’ constructor e inmobiliario, siendo los materiales para la construcción y los artículos para el mejoramiento del hogar, algunos de los rubros más beneficiados de esta industria.

Así, no es raro observar en una misma cuadra la construcción de dos a tres edificios, los cuales en unos meses estarán listos para el toque final con la implementación de los acabados, factor preponderante para determinar el valor final del inmueble.

Y es que también la gran variedad en la oferta de estos productos (tanto nacionales, como importados), aunada al mayor poder de gasto de los peruanos, han impulsado a que esta industria en los últimos dos años crezca a un ritmo de 15%, y similar comportamiento se registraría este año.

Pero no solo existe una mayor presencia de marcas, en diferentes modelos y materiales, ya que la demanda y la sofisticación del consumo (especialmente en la plaza limeña) ha dado pie a la modernización de los canales de distribución, con la presencia e incursión de grandes cadenas.

Una de ellas es la empresa peruana Cassinelli (especializada en la venta de acabados para construcción), la que pese al arribo de las grandes cadenas chilenas, ha logrado mantenerse en el tiempo y seguir creciendo, especialmente en las líneas de cerámicos, sanitarios, grifería y productos afines.

Precisamente, este tipo de formato (que crece incluso a mayores tasas que las tiendas ferreteras), está cobrando mayor participación de la torta de este mercado, estimada en US$ 3,000 millones, de los cuales las cadenas concentran actualmente alrededor del 10%.

Pese a la gran demanda de productos de mejoramiento para el hogar que se observa en provincias, Cassinelli no ha reformulado su estrategia de inversión y expansión, planificando, por el momento, consolidar su presencia en Lima, para posteriormente, durante el próximo año, iniciar su ingreso a algunas ciudades del interior del país.

El paso hacia provincias se daría a través de un formato de tienda más pequeño (entre 2,000 y 3,000 metros cuadrados), que se diseñará dependiendo del tamaño del mercado, que en este caso sería el norte peruano.

Entre los planes de la empresa para el presente ejercicio figura la apertura de dos nuevas tiendas, ubicadas en los distritos de Puente Piedra (Cono Norte) y San Juan de Lurigancho (Cono Este), cuya construcción por local demandará más de US$ 2 millones.

A estas inauguraciones se adiciona la ampliación en 3,000 metros cuadrados y remodelación de su tienda de San Juan de Miraflores, la cual demandará una inversión de US$ 1.2 millones; además de la mejora en sus procesos.

Actualmente Cassinelli -con ventas que superaron el último año los US$ 47 millones, un crecimiento de 20% respecto al año previo-, cuenta con seis tiendas, que totalizan una superficie de 23,428 metros cuadrados, ubicadas en los distritos de mayor dinamismo de Lima. La tienda en Surquillo, inaugurada paralelamente al lanzamiento de la nueva imagen institucional de la compañía, tiene una extensión de 10,000 metros cuadrados, de los cuales 2,260 metros cuadrados están destinados a sala de exhibición y 2,344 metros cuadrados a la zona de autoservicio.

En el año 2005 ingresaron a los almacenes de Cassinelli más de 800 contenedores de productos, que se incorporaron a la oferta de la empresa, que ya contaba con más de dos millones de metros cuadrados de venta de productos nacionales.

A fines de los años veinte y comienzos de los treinta del siglo pasado, se empezó a gestar en Lima uno de los proyectos más ambiciosos de su tiempo en la oferta ferretera.

El patriarca Augusto Belmont Bar dio forma a la empresa que se convertiría en la cadena peruana de tiendas de acabados para la construcción denominada Cassinelli. La primera tienda en abrirse fue la de San Miguel (en Maranga), a la cual, años después, se sumarían cinco locales más. Las tiendas de Surquillo y Surco fueron piezas clave en su consolidación en el mercado peruano.

Actualmente emplean a alrededor de 500 trabajadores en forma directa y a 250 de manera indirecta.

Cassinelli S.A. cuenta con seis locales en Lima (San Miguel, Surquillo, Ate, San Juan de Miraflores, Surco e Independencia).

Entrevista a Gonzalo Belmont C., Gerente General de Cassinelli S.A.

¿Ya han realizado la compra de algún terreno en provincias?
Todavía no, esto lo veremos en el 2009. Pero nos interesaría tener presencia en ciudades como Trujillo o Chiclayo, en el norte; en el sur podría ser Arequipa.

¿Cómo perciben la mayor competencia en el mercado?
El ingreso de grupos importantes al mercado de la construcción y retail ha generado una redistribución de la participación que teníamos, pero no obstante nos mantenemos sólidos en nuestro segmento.

¿Cuánto es lo que proyectan crecer este año?
Nuestro objetivo es crecer 15%, impulsado principalmente por nuestras tiendas ancla, sobre todo la ubicada en Ate (inaugurada hacia finales del 2007), y por la apertura de nuevas tiendas.

¿Han surgido nuevas propuestas sobre una posible alianza estratégica con su empresa?
No, hasta ahora nos hemos manejado con nuestros propios recursos, trabajamos principalmente de la mano con nuestros proveedores, quienes siempre nos han acompañado en nuestros planes de expansión.

Publication: Diario Gestion
Provider: Diario Gestión
Date: February 18, 2008