miércoles, 18 de noviembre de 2009

Grupo Wong decide dejar Cencosud y Paulmann comprará acciones en US$ 200 millones (Chile-Perú)



Tanta expectación ha generado en todas las esferas la pronta reactivación de Costanera Center, que el presidente de Cencosud, Horst Paulmann, ha querido mantener en secreto todo tipo de señal que apunte a un nuevo movimiento de grúas en ese proyecto. Para ello, el empresario ha decidido que un reducido número de abogados y ejecutivos del holding integren una mesa de trabajo que tiene como principal fin reestructurar -junto a los principales bancos de la plaza- un crédito que le permita a la familia Paulmann cumplir con la compra de un remanente del último aumento de capital, efectuado en diciembre pasado.
Conocedores de estas negociaciones, que lidera Banco de Chile y en las que también participan el BBVA, Santander, Corpbanca y BCI, aseguran que en estos días se están ultimando los detalles, para otorgarle al empresario un crédito por US$ 150 millones, para comprar estos títulos.
Pero el dinero que negocia el presidente de Cencosud no sólo tiene relación con el capital necesario para echar a andar Costanera Center. Más bien, y ahí radica lo sigiloso de la operación, los recursos son parte de lo necesario para comprar las acciones que la familia Wong mantiene en Cencosud, totalizando el 2,28% del grupo.
Será el próximo 31 de enero cuando los empresarios peruanos pondrán punto final a su relación con el conglomerado chileno, la que comenzó en 2007. Para lograrlo, el grupo local deberá pagar unos US$ 200 millones por los 49,8 millones de títulos que la familia Wong detenta en su poder.
Cuando Paulmann se interesó por Supermercados Wong, el mayor operador de este sector en el vecino país, decidió financiar la operación de forma combinada: US$ 300 millones en efectivo y el remanente, unos US$ 167 millones, en acciones de Cencosud.
Esto último incluyó como cláusula que los hermanos Wong, liderados por Erasmo (director de Cencosud) tendrían hasta el 31 de enero de 2010 para estar en el holding. De quererlo así, en esa fecha podrían pedir su retiro de la sociedad, previo pago por parte de Paulmann de
$ 2.000 por papel, lo cual se hará efectivo en las próximas semanas.
Las acciones en garantía
Cercanos a las tratativas con la banca reconocen que el crédito, que debería estar firmado a más tardar la primera semana de diciembre, ya está bastante avanzado.
El plazo que se negocia es entre tres a cinco años y la tasa, como reconocen en los bancos, será “acorde con el buen cliente que ha sido Paulmann”. Pero a pesar de este avance, hay un sólo punto que entrampa la firma del crédito por US$ 150 millones: las garantías.
Según comentaron estas fuentes, el pool de bancos exige que la familia Paulmann deje como prenda un monto similar a los US$ 150 millones en acciones, mientras que el empresario es de la idea de dejar menos títulos como aval.
Los planes de los Wong
Desde que ingresaron a la propiedad de Cencosud, la familia Wong, compuesta por seis hermanos, comenzó a idear qué hacer con el capital fresco que ingresó a sus arcas.
Dentro de estos planes siempre estuvo claro no desembolsar recursos en el holding chileno, pues su norte fue la diversificación. Fue por ello que no acudieron al último aumento de capital de Cencosud, destinando esos recursos, más los que reciban ahora, a la compra de la azucarera peruana Andahuasi que unirán con Paramonga que ya operan en ese país.
Además, parte del dinero a recaudar será destinado a nuevos proyectos de retail en Perú. Pero no en supermercados, sino en centros comerciales, donde pueden tener de arrendatario al propio Cencosud.
Fuente: Diario Financiero (Chile)

No hay comentarios: