domingo, 23 de agosto de 2009

General Motors aplaza la venta de Opel

La automotriz General Motors dijo el viernes que su directorio no eligió la oferta ganadora por Opel, tras reunirse para discutir sus opciones, lo que deja el destino de la unidad alemana aún en la incertidumbre tras meses de negociaciones.
Dos fuentes cercanas a la situación dijeron que el directorio había optado por pedir más información al Gobierno alemán sobre el financiamiento disponible para cerrar el acuerdo.
Los directores preguntaron específicamente a Berlín que financiamiento estaría disponible para la propuesta del grupo financiero RHJ International, que tiene su sede en Bruselas.
"Este fue el tema de la reunión", dijo una de las fuentes, las que pidieron que no se mencionara su nombre porque no tenían autorización para discutir el asunto.
Fuentes cercanas al asunto habían dicho antes el viernes que GM se inclinaría por elegir al consorcio formado por Magna International y sus socios rusos, el favorito del Gobierno alemán, para que compraran Opel.
"El directorio de GM se reunió hoy (viernes) para discutir las opciones para Opel. No se tomó una decisión", dijo la portavoz de GM, Karin Kirchner en un comunicado.
El fideicomiso de Opel, que tiene el control mayoritario de la compañía germana, debe aprobar la decisión. Pero el resultado sería definido por los miles de millones de euros de ayuda de países europeos que tienen plantas de Opel.
Berlín y los estados alemanes en los que está Opel han dejado muy en claro que quieren que Magna compre al fabricante de autos y están listos para entregar 4,500 millones de euros (6,400 millones de dólares) de ayuda estatal para que eso suceda.
Las negociaciones para vender Opel se han extendido por meses y se han convertido en un tema político complejo de cara a las elecciones alemanas de septiembre, ya que un acuerdo conllevará miles de millones de euros en ayuda de gobiernos europeos, así como miles de despidos.
La canciller de Alemania, Angela Merkel, y los estados alemanes que albergan plantas de Opel creen que la experiencia del grupo canadiense puede salvar muchos de los 25,000 puestos de trabajo de Opel en el país.
El copresidente ejecutivo de Magna, Siegfried Wolf, dijo la semana pasada que la compañía canadiense y su socio ruso, Sberbank, habían alcanzado un principio de acuerdo con GM para adquirir un 55% de Opel, aumentando la esperanza de un acuerdo.
Pero el principal negociador de GM en el acuerdo de Opel, John Smith, ha citado repetidamente los aspectos positivos de la oferta de RHJ, que según ha dicho sería más fácil de implementar que el plan de Magna.
RHJ ha presentado un concepto industrial tan convincente como el de Magna, pero que requiere menos ayuda estatal, indicó.
La cantidad de postores se redujo a dos cuando la italiana Fiat y la china Beijing Automotive (BAIC) se retiraron.
Merkel reiteró en una entrevista en un diario alemán su preferencia por la oferta de Magna y expresó "mucho escepticismo" sobre las perspectivas de RHJ.
El ministro de Economía germano, Theodor zu Guttenberg, dijo que era muy temprano para decir que Opel ya se salvó, aunque el proceso de venta termine rápido.
"En mi opinión, será posible celebrar el rescate de Opel sólo cuando esté claro que se ha afirmado a sí misma como una firma competitiva en los mercados globales", dijo al diario Financial Times Deutschland, y añadió que esto seguramente no será el caso en las próximas semanas o meses.
GM, que el 10 de julio revivió tras pasar por la quiebra, acordó esta semana vender su unidad sueca Saab a un pequeño fabricante de autos de lujo, la primera de una serie de grandes ventas que la compañía tiene planeadas para reducir su tamaño.

/www.cnnexpansion.com