viernes, 17 de abril de 2009

Cuáles son los grupos de consumidores según su reacción ante la crisis

En medio de la recesión económica mundial, un estudio de Nielsen revela los ocho grupos de consumo que surgieron en Estados Unidos como respuesta y forma de adaptación a este escenario. Los segmentos van desde aquellos que son indiferentes hasta quienes muestran pánico. Qué pasa en Argentina

El cambio de hábitos en las sociedades de consumo de todo el mundo es un hecho. Nadie escapa a la crisis y la gente aplica sus propias recetas para enfrentar este momento.

El índice de confianza del consumidor alcanzó los niveles más bajos de los últimos tiempos, afectando también el nivel de gasto.

A partir de estos cambios, la consultora Nielsen realizó una investigación en Estados Unidos que se denominó “Análisis de Recesión”. La compañía de investigación de mercado detectó que hay ocho grupos de consumidores que se diferencian por la forma de adaptación al nuevo contexto.

Los rangos van desde los más indiferentes al contexto hasta los más extremos, que han cambiado todos sus hábitos. Un dato interesante, es que los ingresos por sí solos no tienen una correlación directa con el impacto económico de segmentación, sino que las decisiones van más allá del bolsillo.

Ocho estándares de vida
De acuerdo a los resultados que arrojó el documento, los grupos están formados por:

Indiferentes a la recesión: son aquellos que no alteraron su comportamiento de gasto.

nsensible a la recesión: slo se ven afectados ligeramente por la recesión y recortan los gastos de lujo como salir a cenar, o el entretenimiento fuera del hogar.

Cambia a marcas propias: tienden a ser más jóvenes, son aquellos hogares que compran marcas genéricas o marcas propias del canal que frecuentan.

Pro-descuento: son los típicos hogares que toman partido del uso de cupones de descuento y liquidaciones.

Stockeo y Ahorro: son consumidores leales a algunas marcas, pero aún así, también aprovechan los cupones de descuentos y liquidaciones para poder stockear todo lo que sea posible.

Buscado de oferta por canal: son los grupos de consumidores que van switcheando de tienda en tienda en busca de mejorar ofertas.

Desleal a la marca/sensible a la promo: estos consumidores son capaces de cambiar una marca líder por una marca genérica o una de descuento en busca de una mejor oferta.

Alcanzado por el pánico: son aquellos que tomaron medidas drásticas para reducir los gastos de vida y costos en todas las áreas posibles para ahorrar dinero.

Algunas tendencias cruzadas

Los “Consumidores Indiferentes a la Recesión” son principalmente hogares con mayores ingresos (54%). Éstos representan también una fracción importante de los “Consumidores orientados al Stockeo y Ahorro” y son menos propensos a “Cambiar a Marcas Propias” o ser “Deslealtades a las marcas”, sin embargo, son concientes de la crisis y ocupan un alto porcentaje del segmento “Alcanzados por el pánico”.

Mientras tanto, los hogares de menores ingresos son más propensos a “Cambiar a marcas propias” o ser “Menos leales a las marcas y más sensibles a las promociones”.

Una mirada local
En la Argentina, hasta el momento las marcas líderes no han sentido el impacto de la crisis. Los consumidores buscan la forma de conservar su mix, y lo que hacen es comprar menos cantidad o elegir packs más económicos.

Por otro lado, hay una clara tendencia a buscar ofertas y promociones, una modalidad que se da en todos los niveles socioeconómicos. Es por eso que los días que hay alguna acción concreta entre bancos, tarjetas de crédito y supermercados, las ventas aumentan considerablemente.

Según datos de Kitelab, los consumidores esperan los días de descuentos para hacer las compras. Es decir, no las aprovechan casualmente, sino que postergan la adquisición hasta el día de la promoción.

El stockeo fue claro durante los tiempos de inflación. Hoy, con precios más estables, se aleja la obsesión por acumular productos y se van haciendo las compras según las necesidades.

Esto significa que el pánico no se adueñó del mercado y a diferencia de lo que pasaba los últimos meses de 2008, cuando parecía que todo se derrumbaba, el consumo de bienes básicos se sigue manteniendo estable en el mercado local.

http://marketing.infobaeprofesional.com