sábado, 18 de abril de 2009

Campaña del Día de la Madre se vive con ligero optimismo

TRAS NAVIDAD, ES LA SEGUNDA TEMPORADA COMERCIAL MÁS IMPORTANTE

Los centros comerciales estiman subida de 5% para el presente año. Empresas de productos de nicho prevén un crecimiento mayor

Por: Christian Navarro Rojas

La campaña del Día de la Madre es la segunda más importante del año después de la de Navidad. Y por eso ningún operador comercial quiere quedarse al margen. “Los preparativos se inician con 45 días de anticipación. Es decir, estamos en plena campaña”, se apura en reconocer Alejandro Arruiz, gerente comercial “food” del Grupo de Supermercados Wong. Y aunque el anuncio de las cifras de crecimiento del PBI de febrero (0,19%) no ha caído bien en muchos minoristas, lo cierto es que todos mantienen un cauto optimismo para una campaña que, esperan, marque el derrotero del año.

EL PODER DE MAMÁ
“La campaña del Día de la Madre genera optimismo. Yo diría que la expectativa es buena”, dice Percy Vigil, gerente general del centro comercial Megaplaza, ubicado en Lima norte, una de las zonas de mayor consumo del país. Rafael Dasso, gerente general de Real Plaza, operadora de centros comerciales en Chiclayo, Trujillo, Huancayo y Lima, es de la misma opinión: “La madre es anticrisis”, dice.

En general, los centros comerciales han sido bastante cautos en sus proyecciones, que van desde mantener las ventas del 2008, un año que reconocen que fue extraordinario, hasta un crecimiento que va en línea con las expectativas de crecimiento del PBI, de 4%. El Jockey Plaza, el centro comercial más grande del país, con ventas por US$480 millones anuales, espera crecer a esa tasa. Igual que Open Plaza, la empresa que administra los “power centers” del grupo Falabella en el Perú. Y aunque en el Megaplaza creen que mantendrán las ventas del 2008, sí esperan que las ventas de ropa y calzado crezcan 3% frente al año previo.

Topitop, la cadena de modas de la familia Flores, también mantiene la serenidad frente a la campaña que se avecina. “Me conformo con un 5% de crecimiento con la misma superficie de ventas. El resto de nuestro crecimiento provendrá de nuestras cuatro tiendas nuevas”, señala Julio Contreras, gerente general de la cadena, que cada vez ocupa tiendas más grandes en cada uno de sus proyectos.

Sin embargo, otro gran minorista, el Grupo de Supermercados Wong, tiene una meta mucho más ambiciosa: crecer en 15%.

La empresa manejada por el grupo chileno Cencosud, que opera las cadenas Wong y Metro, confía en que su propuesta en los rubros de comidas y postres listos, tortas, arreglos florales y regalos, sea atractiva para sus clientes.

MASIVO Y EXCLUSIVO
A diferencia de otros años, la presente campaña del Día de la Madre tiene una característica particular: las empresas que ofrecen productos o servicios exclusivos esperan tasas de crecimiento mayores a las firmas que venden productos masivos.

Mirko Urljevic, gerente general de Perfumerías Unidas, tiene clara esta tendencia. “De ninguna manera espero no crecer. Esperamos un 15% de crecimiento en nuestras líneas de perfumería selectiva, pero 5% en nuestras líneas masivas”, comenta. La primera línea incluye mercadería con precios superiores a los US$20; mientras que la segunda se mueve en un rango inferior. “Las marcas tienen mucha fuerza”, reconoce el ejecutivo.

Otros servicios de nicho, pero tradicionales en esta fecha, tienen tasas ambiciosas de incremento. Por ejemplo, Rosatel, empresa que comercializa flores y regalos, planea crecer en 12%. La cadena de reparto de desayunos a domicilio Desayunos Perú espera aumentar en 30%, pasando de vender 600 desayunos a cerca de 800 para ese día. Mientras tanto, Chocolates Helena, la empresa de la familia Panizo, espera mejorar sus ventas en no menos de 40%.

OTRO TRADICIONAL
Otro rubro tradicional del Día de la Madre es el de electrodomésticos. LG Perú estima aprovechar su red de 400 puntos de venta en todo el país para crecer entre 10% y 12% respecto del 2008. Javier Ugarte, director comercial de la empresa, señala que si bien en enero y febrero se estuvieron vendiendo stocks del año pasado, en marzo ya se ha sentido una recuperación y los primeros 15 días de abril han sido buenos.

Para Ugarte, las líneas que tendrán mayor dinamismo serán las de microondas, televisores LCD y plasma, sin olvidar la de frío, dinamizada por un verano que se ha prolongado más de la cuenta.

Así, muchos esperan que mamá lo pueda todo.

Dos riesgos en esta temporada
Hay dos elementos que pueden amenazar las expectativas para esta campaña del Día de la Madre.

El primero de ellos es uno temporal. “Frente al año pasado, se va acortando el tiempo, esta vez solo llegamos hasta el día 10”, comenta Percy Vigil, gerente general del Megaplaza. A diferencia de otros años, esta campaña tendrá una menor duración.

El segundo elemento preocupa a los minoristas: el apoyo del crédito. En meses en los que las ventas se han desacelerado, los bienes que generan deuda (electrodomésticos grandes, por ejemplo) u otros para cuya compra se utiliza “dinero plástico” han visto resentido su consumo. “Todos tienen que poner su cuota de esfuerzo. El Banco Central de Reserva está tomando buenas medidas para aumentar la liquidez en la economía y los bancos también tienen que responder”, dice Julio Contreras, gerente general de la cadena de modas Topitop.

Habrá que ver qué pasa en la presente campaña y si estos temores son ciertos.

EL DATO
Ventas por Internet
Sandra Santa María, gerenta de márketing y ventas de la plataforma de pagos por Internet Saft Pay, espera que las transacciones a través de este canal crezcan hasta en 300% respecto de abril.


www.elcomercio.com.pe