lunes, 23 de marzo de 2009

Ejecutivos de AIG devolverán bonos

Redacción BBC Mundo
El fiscal general del estado de Nueva York anunció este lunes que la mayoría de los altos funcionarios que recibieron las bonificaciones de mayor cuantía en la aseguradora American International Group (AIG) acordaron devolver el dinero.

Andrew Cuomo indicó que espera recuperar US$80 millones de los US$165 millones pagados en bonos a ejecutivos de AIG este mes.
"Varios de ellos han estado a la altura de las circunstancias y los felicito", expresó Cuomo durante una conferencia de prensa telefónica.
Las cuantiosas sumas que pagó la empresa a sus empleados causaron indignación pública en Estados Unidos porque fueron entregadas después de que AIG recibió más de US$170.000 millones de ayuda del gobierno federal para resolver sus problemas de liquidez y evitar la bancarrota.
Cuomo explicó que nueve de los 10 mayores ejecutivos de la aseguradora ya devolvieron sus bonificaciones.
Por otra parte, 15 de los 20 principales beneficiados por estos pagos extraordinarios en la división de productos financieros de AIG, que fue la que manejó los activos respaldados por hipotecas que fueron las causantes de la crisis financiera, también devolvieron el dinero por un total de unos US$30 millones.
"Esos bonos serán devueltos por completo", afirmó Cuomo.
Furor público

Desde Washington, el corresponsal de la BBC Richard Lister explicó que AIG pagó bonificaciones a más de 400 empleados en la división de productos financieros.

"Esa revelación causó un significativo repudio público a la estrategia de rescate del gobierno de Estados Unidos, y motivó al Congreso a examinar formas de recuperar ese dinero", agregó Lister.
La Cámara de Representantes aprobó este jueves una legislación para imponer un gravamen de 90% a algunas bonificaciones, tras la indignación pública que generó la noticia.

Pero tras conocerse este lunes que parte del dinero será devuelto, el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, dijo que el proyecto de ley podría ser archivado.
El fiscal general de Nueva York señaló que cerca del 47% de los US$165 millones en bonos fueron entregados a ejecutivos y empleados estadounidenses de la firma y dijo que espera que ese dinero sea devuelto.
Pero reconoció que algunos de los que recibieron los pagos extraordinarios declinaron devolverlos, especialmente aquellos viven en el exterior y que están fuera de la jurisdicción del estado de Nueva York.
Cuomo investiga a varios bancos y empresas, incluida AIG, que recibieron ayuda del gobierno y que pagaron fuertes bonos a sus empleados.
El fiscal general recibió la semana pasada una lista de los recipientes de los bonos de AIG. Cuomo citó a la gigante de los seguros para que le divulgara los nombres de los gratificados como parte de su investigación sobre cómo la compañía está utilizando el dinero de los contribuyentes.