domingo, 29 de marzo de 2009

EE.UU.: dimitirá el presidente de GM

Redacción BBC Mundo

El presidente de la gigante automotriz estadounidense General Motors (GM), Rick Wagoner, aceptó renunciar a su cargo a pedido de la Casa Blanca, confirmó este domingo un funcionario del gobierno.
Su renuncia se da un día antes del anuncio del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de los pormenores del paquete de ayuda financiera que el gobierno estaría dispuesto a brindarle a las compañías en problemas.
GM ha tenido pérdidas por más de US$80.000 millones desde 2005 y se ha mantenido a flote gracias a un préstamo de emergencia del gobierno de US$13.000 millones. Además, ha pedido un préstamo extra de US$16.700 millones.
"Aparentemente, la renuncia de Rick Wagoner es una parte clave del acuerdo logrado con el gobierno del presidente Obama, en un esfuerzo por salvar a la industria automotriz de Estados Unidos", indica la corresponsal de la BBC en Washington Sarah Morris.
Wagoner se había incorporado a la empresa en 1977 y hacía seis años que era el presidente.
Lea: En duda la supervivencia de GM
Por su parte, el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, destaca que ésta puede ser una semana crucial para la industria automotriz estadounidense, ya que se darán a conocer los resultados del comportamiento del mercado durante el primer trimestre.
Condiciones
Tanto GM como Chrysler están sobreviviendo con los préstamos del gobierno, ya que la industria automotriz está sufriendo la peor caída en sus ventas en 27 años.
En una entrevista con la cadena de televisión estadounidense CBS, el presidente Obama dijo que el gobierno pedirá una serie de sacrificios por parte de la gerencia, de los sindicatos, de los accionistas, de los acreedores, de los proveedores y de los concesionarios.
Obama señaló que las compañías deben hacer más si quieren recibir ayuda financiera del gobierno.
GM y Chrysler tienen un día más para entregar sus planes de reestructuración completos.
"Los planes del gobierno tienen como objetivo ayudar en base a estos esfuerzos", subraya la corresponsal Morris.
GM ha fracasado en lograr un acuerdo con los tenedores de bonos y con los sindicatos a fin de reestructurar su deuda y realizar los recortes que el gobierno le demanda.
GM planea recortar 47.000 puestos de trabajo -la mayor reducción en una firma estadounidense- y Chrysler unos 3.000.
Además, GM discontinuará cuatro de sus ocho marcas, quedándose con Chevrolet, Buick, Cadillac y GMC, y para 2012 reducirá su número de plantas de 47 a 33.
Al mismo tiempo, el mayor fabricante de autos de Francia, Peugeot Citroen, despidió a su presidente Christian Streiff, alegando "dificultades extraordinarias" en la industria.

http://news.bbc.co.uk