viernes, 26 de diciembre de 2008

General Motors respira

Redacción BBC Mundo


Las acciones de General Motors repuntaron casi un quinto de su valor en la Bolsa de Valores de Nueva York luego de que su afiliada encargada de financiar la venta de vehículos de la empresa fue reclasificada como banco comercial.


Con la reclasificación del brazo financiero de GM, aumentan las probabilidades de su supervivencia.
Esta decisión significa que el brazo financiero de la automotriz, GMAC, podrá ser elegible para adquirir fondos del gobierno provenientes del paquete de rescate financiero que busca recapitalizar a la banca en problemas.

Con esto se reduce la posibilidad de que General Motors tenga que declararse en bancarrota.

GMAC tiene importantes deudas y luce estar muy cerca de la bancarrota. Esa posibilidad podría generar un impacto muy negativo para la automotriz que ya está en problemas a la hora de poder financiar la venta de sus vehículos por el cada vez más limitado acceso al crédito.

Sin embargo, las autoridades parecen haber salido al rescate.

Acceso a dinero fresco

El miércoles, la Reserva Federal decidió que GMAC podría ser reclasificada como un banco comercial. Esto le da acceso a miles de millones de dólares del fondo de asistencia financiera del gobierno bajo un amplio programa creado por el Congreso para ayudar a instituciones financieras en graves problemas.

Estas noticias ayudaron a que las acciones de General Motors ganaran terreno en la jornada bursátil de este viernes.

La decisión de la Reserva Federal también se produce días después de que el presidente George W. Bush acordara dar a las automotrices de Estados Unidos, General Motors, Ford y Chrysler US$17.000 millones en créditos de emergencia para ayudarlas a permanecer en el negocio.

GMAC, el brazo financiero de General Motors, pertenece tanto a la automotriz como a una compañía privada de crédito.