martes, 15 de julio de 2008

Exigen a Ripley aumento de sueldo básico

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Grupo Ripley S.A, Miguel Raymond, denunció la crítica situación laboral de los trabajadores de esta conocida cadena de tiendas chilena, al indicar que sólo perciben un sueldo básico de 100 nuevos soles.

Indicó que los empleados de Ripley pueden percibir una cantidad mayor a la mencionada, dependiendo del nivel de ventas que alcancen y en el caso de que realicen horas extras, por lo que exigió el aumento del sueldo básico a 150 nuevos soles.

“Pedimos incremento del básico porque nuestro actualmente es de 100 soles. Los nuevos (trabajadores) están entre mil 200 y mil 500 soles, de acuerdo a la campaña y al área en que se encuentren. Estamos pidiendo un básico de 150 soles y 200 para administrativos”, manifestó.

En declaraciones a "El Perú informa, San Borja y CNR Noticias", el dirigente aseveró además que la empresa sureña se niega a hacer el reparto correspondiente de utilidades entre sus trabajadores.

Señaló que Ripley pone como excusa el bajo nivel de ventas que estaría registrando la compañía, para evitar a toda costa cumplir con este derecho que por ley corresponde a todo trabajador en planilla.

“La empresa actualmente nos da 100 a 250 soles de utilidades. Según ellos, dicen que no generan (ingresos) pero sabemos que somos la empresa que más genera (ingresos) aquí en el Perú”, enfatizó.

Así mismo, Raymond se mostró en desacuerdo con la exigencia de la empresa a que los trabajadores vendan los seguros que ofrece Ripley, más aún cuando éstos, precisó, han generado varias denuncias contra la compañía y la insatisfacción de los clientes.

De otro lado, Raymond denunció el despido injustificado de trabajadores que ocupaban puestos en la dirigencia de este sindicato, bajo el argumento de que el mismo no se encontraba aún constituido.

“Han habido despidos irregulares contra seis ex integrantes que tenían cargos en el sindicato. Cuando estaban de vacaciones, les llegó una cara notarial en donde la empresa les informaba que el sindicato no estaba constituido y que presentaba irregularidades”, explicó.

Raymond afirmó que existe la intención de la compañía de desestabilizar dicho sindicato, ante la negativa de los trabajadores a recibir la suma que ésta les ofrece por concepto de utilidades.

“Al no aceptar nuestras utilidades, la empresa ha optado por ir de tienda en tienda mostrando la suma que nos debería tocar a cada uno, pero nosotros hemos sido claros con nuestros compañeros y entonces estaría queriendo (Ripley) desestabilizar al sindicato”, refirió.

www.cnr.org.pe