lunes, 14 de enero de 2008

Un centro por venir.

CON NUEVOS PROYECTOS COMERCIALES E INMOBILIARIOS. AUNQUE SE ESTÁ AVANZANDO, TODAVÍA HAY MUCHO POR HACER
Por Fernando Chevarría
Cuentan que hasta mediados de la década de los años 60, el Cercado de Lima fue el centro cultural, institucional y financiero más importante del país. Los principales museos, instituciones públicas y empresas estaban instalados en esta parte de la capital. Poco antes de 1970 se inició el gobierno militar y con él algunas instituciones públicas migraron a otras zonas de la ciudad. Desde allí, y principalmente en la década de los años 80, el éxodo de las empresas privadas hacia los modernos Miraflores y San Isidro fue continuo, acelerado e impulsado por las permanentes protestas callejeras, la invasión del comercio ambulatorio y la falta de seguridad ciudadana, producto del descontrol y desgano de las autoridades de turno.
Así las cosas, unos 30.000 comerciantes ambulantes coparon las principales calles, avenidas y plazas del Centro Histórico, que vivió a mediados de los años 80 su peor época, desvalorizándose sobremanera.
EL CENTRO HOY
Aunque todavía falta mucho, hoy la cara del centro está más limpia. Primero, porque el ex burgomaestre de Lima Alberto Andrade se encargó de erradicar el comercio informal y ordenó el recojo de la basura en el Damero de Pizarro en la segunda mitad de los años 90; y segundo, porque el actual alcalde Luis Castañeda se encargó de reducir los índices de delincuencia y de informalidad en los más de 24.000 negocios, entre pequeños, medianos y grandes, que operan en el distrito.
Ahora la situación es distinta y todo indica que poco a poco el centro recuperará el nivel de antaño.
"Si la economía en el Perú sigue creciendo al 8%, muchas cosas positivas van a suceder en el país y el Centro Histórico no será la excepción", afirma Eric Rey de Castro, director de la inmobiliaria Colliers International. Razón parece no faltarle por la gran cantidad de proyectos que se están manejando en la zona y que prometen cambiarle la cara.
PLAN 'RECUPERACIÓN'
Como no es costumbre en la mayoría de estamentos del país, la Municipalidad de Lima cuenta con un plan de largo plazo para el cercado, para sacarlo del atolladero en el que aún se encuentra a pesar de la mejora de los últimos años. Dicho proyecto ha sido denominado Plan Estratégico para la Recuperación del Centro Histórico de Lima 2005-2035 (ver infográfico de la siguiente página) y que demandará una inversión de US$963 millones.
¿Qué es lo que implica este plan? En general, acondicionar la zona, rehabilitando espacios públicos que pertenecen en su mayoría al circuito monumental, y repoblarla, tanto con familias como con empresas.
El plan tiene tres etapas. La primera (hacia el 2010) implica recuperar en el corto plazo el denominado Circuito Monumental (Damero de Pizarro). Esta primera etapa demandará una inversión proyectada de US$198 millones, 80% de los cuales implican inversión privada.
La segunda etapa (hacia el 2020) consiste en recuperar el área considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad (400 hectáreas), con una inversión proyectada de US$229 millones. En el largo plazo el ámbito de intervención será en el resto del Cercado de Lima (500 hectáreas) con una inversión de US$536 millones.
FLUJO Y LICENCIASLa gente en general evita ir al centro debido al caos vehicular y al desorden que aún impera. Entre las estrategias implementadas en el municipio de Lima para revertir esta situación están la realización de campañas y actividades coordinadas con empresas privadas, como la Gran Semana de Lima, y la rebaja del costo de las entradas a museos y lugares turísticos.
En lo que respecta al tema comercial, se han simplificado los trámites para obtener licencias y así atraer más empresas y formalizar los negocios ya existentes. Obtener una licencia demandaba antes un promedio de 163 días, hoy solo dos días. Con esto, en el 2006 se consiguió que se registrasen más de 10.000 solicitudes, 5.000 de las cuales fueron de nuevos negocios y el resto corresponde a comerciantes que se formalizaron. El municipio también ha trabajado en el cambio de usos de suelo de algunas zonas, lo que ha devenido en que unas 40 asociaciones planeen levantar más de 30 galerías en el distrito.
MÁS COMERCIO
En los próximos días, el grupo Falabella inaugurará un supermercado Tottus en la carpa del hotel Crillón y una tienda Sodimac en la esquina de la avenida Tacna con el jirón Moquegua. Ambos proyectos han demandando en conjunto más de US$10 millones.
Pero estos no serán los únicos formatos de envergadura que verán la luz este año en el Centro Histórico.
En agosto pasado Pro Inversión adjudicó en usufructo por 30 años la infraestructura del Centro Cívico de Lima a la empresa Inmobiliaria Urbi Propiedades, brazo para el desarrollo de centros comerciales del grupo Interbank. El proyecto, en el que Urbi desembolsará más de US$15 millones, contempla la adecuación de 21.759 m2 en una primera etapa y 2.890 m2 en una segunda, para habilitar zonas comerciales.
¿Qué es lo que Urbi pondrá en dichos espacios? Una tienda por departamentos (Ripley, París y La Polar están en el bolo), un supermercado (Plaza Vea), una tienda para el mejoramiento del hogar (Ace Maestro), galería para tiendas menores, patio de comidas (que será atendido por seis restaurantes de comida rápida y tres restaurantes grandes), galería de servicios bancarios, cuatro salas de cines (Cineplanet) y área de juegos mecánicos para niños, entre otros servicios. El proyecto también contempla la implementación de un auditorio para 800 personas para la realización de espectáculos culturales y congresos, además de un centro de convenciones. Urbi asimismo administrará 9.110 m2 de áreas de oficinas que serán dadas en alquiler. Las obras empezarán en el primer trimestre de este año y se estima que la primera etapa del proyecto esté lista antes del 2009.
"Confiamos en el éxito de este proyecto, pues se trata del primer centro comercial realmente urbano en el país y será un punto de encuentro del ciudadano de a pie, ya que estará conectado con la Estación Central que se construye debajo del Paseo de los Héroes Navales. Además, por estar en un punto medio de la ciudad, el centro comercial recibirá el flujo de personas que pertenezcan a todos los estratos socioeconómicos", apunta Carlos Casabonne, gerente general de Urbi.
"Este proyecto generará cientos de puestos de trabajo desde administradores, vendedores, personal para restaurantes y cafeterías, hasta joyeros, artesanos, personal de mantenimiento, seguridad, etc.", señala John Schuler, jefe de Proyectos en Asuntos Turísticos de Pro Inversión.
"Esos dos proyectos, dada su envergadura, pueden cambiar el eje del centro. En el caso de la Estación Central, se convertirá en un punto de acceso importante para miles de personas al centro, mientras que en el caso del Centro Cívico, un supermercado y una tienda por departamentos atraerían mucho flujo", sostiene Eric Rey de Castro. Agrega, además, que el centro comercial del Centro Cívico y la Plaza Mayor (punto de entretenimiento y cultura) se convertirían en dos anclas, y que el corredor natural en este caso sería el jirón de la Unión.
MÁS OFICINAS
San Isidro y Miraflores se ponen cada vez más difíciles para que diversas empresas instalen allí sus oficinas debido a que ya no hay muchos espacios, lo que ha hecho que lo poco que queda se alquile por encima de los US$15 por m2. Ello, sumado a que se han limitado mucho las licencias para construcción de edificios de oficinas, ha hecho que los más de veinte edificios vacíos que hay en el Cercado de Lima sean vistos como una opción muy interesante. Una de las empresas que ha apostado en ese sentido es Arte Express, compañía española que en los últimos dos años ha adquirido siete edificios para rehabilitarlos y convertirlos en oficinas, invirtiendo entre US$120 y US$150 por m2.
Así, actualmente Arte Express tiene en proceso de rehabilitación tres edificios ubicados en la Plaza San Martín (Encarnación, Fénix y Sudamericana). Los dos primeros están prácticamente alquilados (un call center ya ha separado un gran espacio). Asimismo, el edificio Italia ya está alquilado al 100%. El resto de edificios (3) está en proceso de rehabilitación. "Los de la Av. Tacna están en un 75% abandonados. Actualmente estamos evaluando dos posibles nuevas adquisiciones allí, uno de ellos es el edificio San Reynaldo", afirma Lucía Soldi, arquitecta de Arte Express.
Soldi agrega que actualmente el costo promedio de venta del m2 en estos edificios está entre US$200 y US$250, gran avance si consideramos que en el 2004 el precio promedio era de US$100. El precio de alquiler de oficinas también ha subido considerablemente. "Antes oscilaba entre US$2,5 y US$3 el m2, hoy se cotiza en US$4,5", afirma Rey de Castro. Agrega que si bien el interés de las empresas por operar en el Centro Histórico ha aumentado, aún faltan demasiados edificios por rehabilitar ("decenas de miles de m2").
¿Cómo hacer para acelerar este proceso de repoblamiento del Centro Histórico? Garantizando seguridad, creando miles de estacionamientos, culminando lo más rápido posible la Estación Central, entre otros proyectos. El municipio tiene la palabra.
TRANSPORTE EFICAZ
La Estación CentralLa Estación Central, que estará ubicada debajo del actual Paseo de los Héroes Navales (junto a la Plaza Grau), es parte del proyecto del Corredor Metropolitano que unirá Chorrillos con Comas a través de un servicio de transporte de buses de gran tamaño a gas.
El consorcio peruano Héroes Navales, constituido por Graña y Montero e ICGSA, está a cargo de la construcción de la Estación Central, con una inversión de US$18 millones.
El tramo Sur que unirá Chorrillos con la Estación Central estará listo antes del 2009. El Corredor Norte (Estación Central-Comas) estará listo en el 2009.

www.elcomercio.com.pe