domingo, 27 de enero de 2008

Guerra del Plasma: Duras Acusaciones de Banco de Chile en Contra de Paris y Falabella

La entidad financiera pidió multa de UTA 20.000, esto es, unos $8.213 millones para las cadenas de retail.

Continuando con la tesis de colusión –para bloquear la realización de la “Feria Tecnológica in Tecnología”– esgrimida en contra de Falabella y Paris en el marco de la llamada “Guerra del Plasma”, la Fiscalía Nacional Económica –que encabeza Enrique Vergara– y el Banco de Chile expusieron ayer sus argumentos ante el Tribunal de Libre Competencia. Mientras la FNE solicitó una multa de al menos 1.000 Unidades Tributarias Anuales –cerca de $410,6 millones Anuales (UTA)–, el Banco de Chile pidió el castigo máximo: UTA 20.000, unos $8.213 millones.
El requerimiento presentado el 7 de septiembre de 2006 por Banco de Chile se fundamenta en que Paris y Falabella, en una supuesta acción concertada, boicotearon hasta hacer fracasar la “Feria in Tecnología” organizada para sus clientes de tarjetas de crédito. En el evento que se desarrollaría entre el 6 y 9 de abril de 2006, se podía pagar hasta un 30% del valor en “dólares precio” –puntos acumulados– y hasta en 12 cuotas sin interés. De acuerdo a las demandantes, esto lo consiguieron mediante amenazas telefónicas a los proveedores de productos de electrónica, electrodomésticos y computación que serían ofrecidos en dicha feria.
“Hay un boicot concertado entre Almacenes París y Falabella”, afirmó el abogado de la Fiscalía Nacional Económica, Boris Santander. El representante del organismo reveló además que las empresas implicadas “intentaron incluir a la multitienda Ripley, la que se negó”, señaló.
En tanto, el abogado de Banco de Chile, Cristóbal Eyzaguirre, respaldó las afirmaciones de su colega con datos sobre una reunión realizada tras las supuestas presiones de las cadenas de retail, en la que los organizadores del evento se juntaron con 19 de las marcas que participarían de la promoción. Allí, estas últimas habrían reconocido las presiones.
Asimismo, respecto de las llamadas, afirmó que consta dentro de la causa que las multitiendas “llamaron a 17 proveedores, fueron 97 llamadas en total”. Falabella y Almacenes Paris refutaron las pruebas presentadas por los demandantes, argumentando que todo quedó establecido en los informes de las llamadas telefónicas. Además, Falabella respondió con el mismo argumento usado con anterioridad, basado en que sólo consultaron a sus proveedores por el “exorbitante” descuento que se ofrecía en el frustrado evento.

www.estrategia.cl